apostamos...?


- Y si te propongo un juego?

Jugar, desear, soñar, pasear, besar, bajar, acariciar, conquistar..... cuantos verbos deseo conjugar contigo, aunque quizás los mas correcto seria decir provocar en ti..

- Dime (nunca dejas tu trono de hembra alfa usando el imperativo en tus simples respuestas).
- En juego la noche como esclavo atendiendo el mas mínimo deseo, sexual, personal o domestico del otro. Hace? (empezar con el premio siempre logra una mejor atención a la propuesta)
- Todo deseo? Mira que me apetece mucho tenerte desnudito en mi cocina preparándome esas verduritas al curry tuyas.... y planchando ese montón de ropa. jejeje (sus sonrisas siempre me deslumbraban)
- Te haré de pornochacho, pero sólo si ganas, que lo veo difícil (lanzado el cebo)
- Habla, Quizás mas tarde tu bocaza estará mas ocupada (tocada)
- Te propongo una competición. Desnudos en la cama.... un 69. Te dejo elegir postura.... y perderá el que llegue antes. 

Sus ojos empezaron a brillar. La adrenalina comenzó a rellenar sus venas.... y las pequeñas aletas de su nariz se abrieron imperceptiblemente (siempre lo hace cuando el deseo anega su piel..)

- Vamos..... apenas me llevara un par de minutos humillarte.... (y hundida)

Llegar a su cama nos demoró apenas unos segundos, los mismos en que nuestras ropas fueron cayendo por el camino.... 

- Cariño, igual me sobra algún minuto... disfruta. 

Y arrojándome sobre la cama se situó a la altura de mi polla endurecida desde hace tiempo, y que desapareció en su boca en 2 segundos. He de decir que sus labios, su lengua y sus caricias son imposibles de resistir, pero el juego no era para resistir, sino para ser mas travieso que el otro... y en estos momentos, mi cara entre sus piernas tenia al alcance de su lengua a un coñito húmedo abierto esperándome solo a mi...

Mientras sentía todo su exquisito repertorio alrededor de mi glande (repertorio que conocía) decidí sorprenderla. Acercándome  aun mas a sus otros labios, muy cerca del botón que asomaba henchido entre ellos... comencé a dirigir el aire caliente que salia de mi nariz hacia el... con respiraciones largas pero pausadas.... la reacción duró solo unos segundos. Note su sorpresa porque su lengua se detuvo, sus labios se abrieron y la piel de su rotundo culo se erizó por completo...

Pero esto era un Masterchef de lenguaraces y mi oponente no me lo pondría fácil. Me hundió aun mas en su garganta mientras una de sus manos aferraba aun mas mis testículos....grgrgrgrggr... mis caderas empezaron a cabalgar sin que yo lo permitiera, pero me hundían en ese volcan de su garganta a empellones..... grgrgrgr..... no podía caer tan pronto... y con la mayor sutileza y sensibilidad de la que era capaz, situé mi lengua sobre su clítoris, como en una caricia apenas perceptible pero manifiestamente presente, y en contra de lo que solía hacer, la mantuve asi, quieta.. muy quieta y frágil..... nuevamente logré mi objetivo y se fueron relajando los lenguetazos que recorrían mis venas allá abajo... porque eran sus propios movimientos los que originaban las caricias de mi lengua con su sexo.... cuanto mas duro trabajaba mi polla mayor era su placer.... y detenerse tampoco aliviaba la tensión que estaba acumulando su coñito.

Era el momento.... cuando noté que se paraba desconcertada por la excitación ataque sin  piedad.. mi lengua comenzó a girar a mil revoluciones alrededor de su clítoris y mi dedo se perdió entre sus labios buscando ese punto entre ellos, algo adentro, que era el resorte de sus estertores.... Ella no permaneció quieta y sentí como uno de sus dedos se abría paso raudo entre mis nalgas, clavándose sin piedad y originando un espasmo en los riñones que me clavo aun mas dentro de su boca...

Todo acabaría en segundos.... tenia que aguantar unos segundos mas que ella..... y cuando note su calor dulce derramándose en mi rostro, sentir sus primeros gemidos ahogándose en mi polla me hizo inundar su garganta de mi yo mas espeso y cálido..

Aun estaríamos así, uno sobre el otro, nuestros labios llenos del otro, durante largos minutos, pero yo ya estaba saboreando lo que pasaría el resto de la noche, y seguramente ella también.



Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Nunca me doy por vencida,el juego es mi fuerte,apuesto
Anónimo ha dicho que…
Exquisito, sutil, sensual. Ay tus relatos

Entradas populares