Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

Deseos de señor...

Desea algo mas el señor??? Mmmm...
El señor, desea que te encarames a esos tacones, y desde ellos, y solo con ellos, derrotes tus senos al alcance de mis insaciables dedos...
Y asi agachada y expuesta a mis travesuras, el señor desea escrutar tus blancas nalgas. El señor desea, y desea mucho, comprobar con su dedo la textura, la forma, y por que no, el sabor acre de tu ano mientras tu compruebas, a la vez, cómo el deseo del señor se acumula, se expande y se concentra algo por encima de sus pelotas.
Para continuar, el señor desea, y no sabes cuanto en estos momentos, que te gires sobre esos tacones, y que, sujetando al señor firmemente (tu sabes por donde) vayas poco a poco sentandote sobre el señor..... suave... lenta.... el señor acariciará primero suavemente tus pezones... y mientras tu apuntas el deseo del señor hacia el centro de tu oscuro, humedo, pequeño y lujurioso placer....
El señor está hasta las pelotas de crisis, tristezas, bancos, euros, tasas, tipos, cajas, griegos , chinos y…

15 dias..

15 dias. Mas de dos semanas, que para mi es toda una temporada con el santo voto de la santidad, o mas bien.... de la castidad.

A pesar de la dura duracion de esas horas, dias y semanas.... todo merece la pena con tal de verte ahora asi, de rodillas... apenas vestida... apenas dueña de ti.... tu pelo firmemente sujeto por mi, por mi mano izquierda que te mantiene a escasos milimetros de mi: los suficientes.

Y despues de 15 dias, soy capaz de identificar ese aroma, el aroma de perra en celo que atesora tu coño cuando dominandote, soy capaz de enajenar todos tus sentidos... y tus sinsentidos tambien.

Estoy apunto cariño. Despues de 15 dias, despues de olerte, de someterte de rodillas ante mi sexo henchido que masajeo con parsimonia ante tu larga y sedienta lengua, estoy apunto para descargar sobre tu cara la espesa carga que acumulo tras quince dias de abstinencia... y tu... solo podrás ver.... quizas oler... pero en ningun caso participar o saborear de ella, hasta que, desde lo mas hondo …