Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

Escaleras...

He recibido comentarios de algunos clientes quejándose de lo incómodas que resultan para subir algunas de mis escaleras....  . ¿¿Quien les dijo que las diseñé para subirlas?? .

Vermouth...

Raramente digo "no" .


Ello, a veces, me ha originado un sinfín de embrollos inverosímiles.


Sin embargo, otras, postergar el desafío hasta el límite de la desvergüenza propia o ajena, colma de maravillosas endorfinas mi castigado sistema neuronal. 


Eres una cerda. Si.... Lo eres (y no digo que no me gustes por ello) Lo eres por conocerme tan bien y por usarlo contra mi, aunque comparta el placer del juego contigo.


Aquel día sólo pasaba cerca de tu trabajo... y solo llamé para compartir un vermouth, ya sabes, rojo. Solo esperé, por cortesía, aparcado junto a tu puerta.... y solo dibujé tu pierna con mi dedo índice hasta el limite de tu tanga... y tras ello, solo te pedí que me lo enseñaras. 


- Quieres ver mi tanga aquí en medio del tráfico??
- No. Realmente quiero olerlo.


Si en ese momento no me hubieras seguido el juego, deslizando tu tanga por tus piernas hasta abajo y dándome en mano ese lujurioso tanga blanco... el juego se habría detenido al buscar aparcamiento, pero no.... 


- Ah…

Enfadada...

Me pone mucho cuando te enfadas...
Cuando te percibo alterada, enojada, enfurecida.... no puedo evitar sentirme excitado.
Valor? No. Ni mucho menos. Cuando percibo tu ira desbocada en la mirada no puedo dejar de imaginarte desnuda. Te imagino como un enfurecido animal en celo... Toda esa pasión que desbordan tus gestos oscenos, convertida en pasión animal...
Pugnar por asir tus muñecas y sentir cómo pretendes atacar... liberarte...
Acorralarte contra la pared de la habitación, y sentir tu genio apaleando mis nalgas...
Arrojarte a la cama aun sin abrir y oler en tu cuerpo el sudor de la lucha....
Tirar de tu tanga..... subir tu falda... y sentir tu mirada clavandose en mi...
Girarte, a medio desnudar..... sujetarte del pelo.... bajar mi pantalon.... sentirte bajo el abrazo de mis musculos....
- Fóllame de una puta vez cabrón.....
Y un segundo despues, hundirme en ti hasta el último milimetro, moviendome como el autentico cabrón en el que me conviertes.... Pero la batalla aun no se ha perdido, …

Lavado...

Te dejé intuirlas al entrar en mi coche. Estaban distraidamente depositadas en la guantera de tu puerta, ligeramente tapadas por un echarpe de gasa.
- Quitate las bragas...


Sin mediar palabra deslizaste bajo tu falda un sutil tanga malva, que se resistía a descender de tus rodillas.
- Dámelo


Aun se percibía el calor de tu piel en el... y lo mas importante para mi, estaba completamente impregnado de tu aroma, que pude paladear al inicio de la Gran Vía. En el segundo semáforo rojo, una mujer al volante de su taxi sonreía, mientras adivinaba a qué pertenecía el encaje que asomaba por entes mis manos...
- Tu dedo....


Ya sabias a qué me refería... y deslizando tus manos entre tus muslos imaginé como abrías tus otros labios y deslizabas tu dedo índice a lo largo de ellos.. empapándolo de ti. Lo dirigiste hacia mis labios. El sol que penetraba por mi ventanilla hizo brillar toda tu humedad en él, y el calor evaporó lo suficiente su aroma como para que yo pudiera advertir toda la lujuria que atesor…