Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2010

Cena de empresa....

La planta primera del Hotel, a esa hora, era un autentico fiasco.
Terminadas las cenas, las 3 empresas que celebraban su fiesta de Navidad en el Hotel esa noche, habian pactado una barra libre con animacion musical.
Si una cena de empresa es peligrosa por si misma, juntar tres empresas puede resultar explosivo y cuando la música atronaba la sala habilitada para ello, Laura se aproximó a mi grupo, situado algo alejado de los minusculos bafles que salpicaban el techo. Acababa de trasladarla de mi departamento comercial al de operaciones. Había contratado a Laura un par de años antes por su inteligencia, su presencia y su innata empatia. Era la mejor, sin duda.
- Ven dire. A ver si eres tan diestro planificando como moviendo las caderas
No creo necesario indicar que una cena de empresa es un campo de minas. Nadie mira pero todos observan. Todo se permite pero todo pasa factura.
Laura no necesitaba esforzarse en ser sensual. Era pura sensualidad: los alargados lóbulos de sus orejas; su blanco…

Chocolate...

La reunion se estaba convirtiendo en una pelea de gatos. Mi mente masculina hacia tiempo que volaba lejos de la sala de reuniones. Ella insistia en su postura de jefa, de experimentada inspectora, de probada ejecutiva...
- Quieres tomar algo? un té, un café...?
Si su mirada hubiera sido algo mas densa, hubiera fenecido en ese mismo instante.
- Lo que quieras. La reunion no va a durar mucho mas: tengo asuntos importantes mas tarde
Tras la evidencia (constatacion es mas preciso) de lo poco importante que mi reunion es para ella, bajé al bar de la esquina a pedir su poleo-menta y por romper mi monotonia de los ultimos meses (años?) pedi un chocolate y regrese con las bebidas en las manos. Unos minutos mas tarde removia mi chocolate mientras admiraba la abierta frialdad con que ella estaba en la sala.... y sin pensarlo, sin meditar las consecuencias....lo hice. Mojé mi dedo índice en el chocolate tibio, lo removí con parsimonia, hasta captar su mirada..... y dirigí el  dedo a su boca....

Los …

Sube...

- Sube y no toques nada. 
El aviso de mensaje de mi teléfono interrumpió unos segundos la cena. Mis amigos desviaron la mirada solícitos pero discretos.
- No se encuentra bien. Ahora vuelvo.
Dentro de su rango, mentir por debilidad es uno de los pecados veniales y es evidente que mi debilidad por subir a su habitación justifica cualquier mentira.
La cena retomó el agradable nivel de "conversación entre amigos" mientras ascendía uno a uno los peldaños de madera de la casa rural donde hacíamos este mes la reunión anual. Con el paso del tiempo todos arrastrábamos historias diversas de variados desencuentros, familias, hijos, penurias, empleos y desempleos, pero aquella reunión era un paréntesis aséptico, aislado del exterior, en el que todos retomábamos la personalidad de nuestra juventud. Paco se convertía de nuevo en el "gorrilla" por muy magistrado que fuera, y seguimos admirando y suspirando por el culo de Eva por muchas farmacias e hijos que tuviera en propiedad. Si…

Mirame...

Me dijo:
Mirame... y mira como mi lengua recorre sus labios
sus pliegues...
y mira como juega con el ignoto boton de su placer... y mira como la excito con mis besos y cómo bebo su intimidad... y cómo mi rostro se empapa con sus humores....
Mira como mis dedos acarician sus blancas nalgas como juegan por su oscuro camino como descienden... y suben y cómo vuelven a descender y la sujetan... y la abren... y la preparan para ti.
Mirame: Y cuando sientas una presion inaguantable
cuando te sientas irremediablemente lujurioso... perdidamente húmedo...
Permíteme... déjame jactarme de su dominio..  erigirme en su dueña... insinuarla en el camino a recorrer...
Y entonces mirandome a los ojos... hundete... conquista el fondo de sus entrañas.... mirandome
Sin moverte...
Siente el calor y la humedad que he preparado para ti...
siente mis dientes mordisqueando tus testiculos
siente mi dedo excitando tu ano...

Y sin moverte... derrámate... inúnda... desborda todo tu blanco placer
Pero mirame y permite que mi lengua... saboree las e…

Te añoro...

Te añoro...
Mis dedos... ansían tu contacto, recorrer la fina y delicada piel de tu cuello, dibujar el contorno de tus senos, rodear el nacimiento de tu oscura aureola, percibir la insolente dureza de tus pezones...
Mis ojos... desean tu cuerpo, admirar tus infinitas piernas de infinitos muslos, intuir el oscuro encuentro.... imaginar el incipiente vello y el sinuoso trazo de tus labios.... tus otros labios, húmedos quizas....
Mil veces he creido reconocer tu sabor en mis labios... imaginando su espesa dulzura, imaginando cómo se acrecienta al límite de tu placer... sueño beberte, sueño atragantarme de ti... hasta tu ultima gota... y ahora, en estos momentos, añoro el sabor que nunca disfruté.
Mi sexo, que nunca fue tuyo.... añora poseerte... y desea que vuelvas a acariciarlo con la lujuria que nunca empleaste... que lo lamas, que lo beses como jamas hiciste...  que lo situes allí donde nunca entró.... y lo hundas en ti, hasta el fondo de las entrañas que nunca exploró.... y te empales co…

5 años de 11 besos...

Este blog nació hace 5 años: el 5 de Noviembre del 2005

Pretendia demostrar, en contraposicion a los cientos de miles de espacios donde florece la pornografia mas zafia, que se puede ser tremendamente sexual con la palabra, con los silencios, con la música, con las imágenes... sin necesidad de caer en una obscenidad gratuita.
Hoy, 215 post mas tarde y tras aproximadamente 450.000 visitas me reitero y me reafirmo: el cerebro es el órgano sexual más importante.
Cuando algunos escasamente lo utilizan para su vida diaria, es dificil pedir que lo empleen para deleitar y deleitarse con los placeres que la vista, el olfato, el tacto, el sabor o el oido nos pueden prodigar en nuestras relaciones con los demás...
Once besos a todo@s y gracias por estar ahi.

Sin palabras...

Todo lo conviertes en competicion: salir, dormir, bailar, trabajar.... follar....
Tengo el firme convencimiento que tu lado masculino esta mucho mas desarrollado que mi lado femenino. Es decir, a veces pienso que eres mas "tio" que yo. Y en esas estamos; sudando como cerdos en una pista de padel para 2 jugandonos pagar la cena y, lo mas importante, las próximas 2 horas de "sumisión incondicional". Alguno pensará que la apuesta es ideal para que te dejes ganar. No te conocen en absoluto: sudas como un tio intentando llegar a cada dejada, a cada smash, a cada cortada que hago... Y cuando gano el tie-break, arrojas la pala contra el banco donde hemos dejado las mochilas.
- Pasas a recogerme por casa en media hora??? - No querida. Paso a recogerte por casa en 15 minutos: quiero una falda cortita, ese corpiño que te deja los pezones al aire con el liguero que tanto me gusta. Debajo, nada mas.
Te alejas sin despedirte, jodida, pero de momento solo en tu orgullo.... Me present…

Puta Crisis...

Despachaba, absorto, una tras otra las languidas horas de mi trabajo. Hoy, rodeado de temor... y de angustia donde brilló, hace apenas ayer, el lujo, la desmesura, la desmedida... Puta crisis.
- Sr. Javier, desea algo antes de irme? preguntó el interfono con voz de Maria preocupada. De mi boca surgió, que no de mi, un irreverente:
- A ti, siempre ha sido a ti.
Maria, mujer, cruzó la vieja puerta de madera cuyo alfiz marcó, hasta ese mismo instante, hasta el mismo segundo en que los ojos de Maria quemaron los mios, una invisible pero impenetrable frontera.
Junto a mi, dibujé su sonrisa con mi dedo y ladeó la cabeza cerrando los ojos. Le dí a morder el dedo mientras admiraba cómo bajo su anodino traje sastre gris, se difrazaban cada una de sus curvas. Olí su pelo en el instante en que, agarrando sus manos, la giré para abrazarla, desde atras... entre mis brazos.
- Javier...
Mordí su cuello, casi desesperadamente y mientras sus gemidos se alborotaban, mis dientes marcaron sus hombros. Mis …

Gimnasio...

Seis largos meses.
Biceps, triceps y un largo números de músculos de mi cuerpo se estan deformando tras estos largos seis meses. Seguro.
Pero cada mañana, aun de madrugada, acudo rigurosamente al gim para poder escoger cuidadosamente el lugar adecuado; el más favorable a cada uno de los ejercicios con los que te castigas cada mañana.
Cuando te toca spining, intento situarme tras la bicicleta que tanto te gusta y distraidamente deposito mi sudadera en ella para que nadie la ocupe hasta que llegas y entonces la retiro. Siempre me sonries antes de comenzar... y yo sudo; pero sudo antes incluso de empezar, imaginando el momento en el que el monitor grite "montaña" y nos pongamos en pie a pedalear, y tus mallas elasticas acusen el esfuerzo ciñendose a cada milimetro de tu piel y sobre todo del tanga que recorre perfectamente tu cadera para descender por entre tus nalgas... A cada nueva pedalada, mis ojos te escrutan e imaginan los sitios reconditos por donde tu sudor estará desliz…

Desde el teléfono....

Sube... pero no me digas nada. Al menos nada aun...


Entra, baja las luces... usa las cortinas para atenuar la luz del mediodía. Sitúate en el sofá, ese que esta frente a la puerta de la habitación... si, esa puerta que dejarás levemente abierta... y desnúdate de ese vestido, de tus sortijas, de tus cadenas... pero déjame tus medias, por favor..


Sabes que estoy intentando aparcar mi coche, a escasos 10 minutos de ti....


Pero ahora si... ahora llámame con tu móvil, activa su altavoz y situalo sobre ti.. ahí, si. Comienza a acariciarte pensando en mi, imagina mis grandes manos ascendiendo por tus rodillas... y nárrame a través del teléfono como aumenta tu deseo... Ahora sitúa tus dedos alrededor de tus pezones y gíralos aviesamente como yo haría, y descríbeme como se humedecen de deseo tus labios... Moja tus dedos en ellos, como lo haría yo de estar junto a ti, y bájalos despacio... rodea tus senos, con parsimonia.... tu ombligo.... tu escaso vello.... acaricia delicadamente tus otros labio…

Escaleras...

He recibido comentarios de algunos clientes quejándose de lo incómodas que resultan para subir algunas de mis escaleras....  . ¿¿Quien les dijo que las diseñé para subirlas?? .

Vermouth...

Raramente digo "no" .


Ello, a veces, me ha originado un sinfín de embrollos inverosímiles.


Sin embargo, otras, postergar el desafío hasta el límite de la desvergüenza propia o ajena, colma de maravillosas endorfinas mi castigado sistema neuronal. 


Eres una cerda. Si.... Lo eres (y no digo que no me gustes por ello) Lo eres por conocerme tan bien y por usarlo contra mi, aunque comparta el placer del juego contigo.


Aquel día sólo pasaba cerca de tu trabajo... y solo llamé para compartir un vermouth, ya sabes, rojo. Solo esperé, por cortesía, aparcado junto a tu puerta.... y solo dibujé tu pierna con mi dedo índice hasta el limite de tu tanga... y tras ello, solo te pedí que me lo enseñaras. 


- Quieres ver mi tanga aquí en medio del tráfico??
- No. Realmente quiero olerlo.


Si en ese momento no me hubieras seguido el juego, deslizando tu tanga por tus piernas hasta abajo y dándome en mano ese lujurioso tanga blanco... el juego se habría detenido al buscar aparcamiento, pero no.... 


- Ah…

Enfadada...

Me pone mucho cuando te enfadas...
Cuando te percibo alterada, enojada, enfurecida.... no puedo evitar sentirme excitado.
Valor? No. Ni mucho menos. Cuando percibo tu ira desbocada en la mirada no puedo dejar de imaginarte desnuda. Te imagino como un enfurecido animal en celo... Toda esa pasión que desbordan tus gestos oscenos, convertida en pasión animal...
Pugnar por asir tus muñecas y sentir cómo pretendes atacar... liberarte...
Acorralarte contra la pared de la habitación, y sentir tu genio apaleando mis nalgas...
Arrojarte a la cama aun sin abrir y oler en tu cuerpo el sudor de la lucha....
Tirar de tu tanga..... subir tu falda... y sentir tu mirada clavandose en mi...
Girarte, a medio desnudar..... sujetarte del pelo.... bajar mi pantalon.... sentirte bajo el abrazo de mis musculos....
- Fóllame de una puta vez cabrón.....
Y un segundo despues, hundirme en ti hasta el último milimetro, moviendome como el autentico cabrón en el que me conviertes.... Pero la batalla aun no se ha perdido, …

Lavado...

Te dejé intuirlas al entrar en mi coche. Estaban distraidamente depositadas en la guantera de tu puerta, ligeramente tapadas por un echarpe de gasa.
- Quitate las bragas...


Sin mediar palabra deslizaste bajo tu falda un sutil tanga malva, que se resistía a descender de tus rodillas.
- Dámelo


Aun se percibía el calor de tu piel en el... y lo mas importante para mi, estaba completamente impregnado de tu aroma, que pude paladear al inicio de la Gran Vía. En el segundo semáforo rojo, una mujer al volante de su taxi sonreía, mientras adivinaba a qué pertenecía el encaje que asomaba por entes mis manos...
- Tu dedo....


Ya sabias a qué me refería... y deslizando tus manos entre tus muslos imaginé como abrías tus otros labios y deslizabas tu dedo índice a lo largo de ellos.. empapándolo de ti. Lo dirigiste hacia mis labios. El sol que penetraba por mi ventanilla hizo brillar toda tu humedad en él, y el calor evaporó lo suficiente su aroma como para que yo pudiera advertir toda la lujuria que atesor…

Altaria...

Te fuiste...


Nada podía retener esa inminente partida a Valencia. Y a pesar de ello (o quizás, por ello) me colé en el Altaria en el último instante... Recorrí cada vagón, aunque sabia que estarías en preferente.


Esperé...


Conozco tus costumbres (manías?) y a la hora de la comida, te levantaste hacia el aseo para lavarte las manos (como siempre).


Te seguí...


Junto a la puerta del aseo te esperaba manteniendo una inexistente conversación con mi móvil ocultándome el rostro. Te cruzaste indiferente. Abriste la puerta y despreocupada entraste en el pequeño aseo sin prestar atención a cerrar tras de ti (solo necesitabas lavarte las manos...), pero cuando lo intentaste, mi pierna derecha ya había cruzado el umbral para impedírtelo, y mi mano derecha se dirigía tu boca para amortiguar cualquier posible grito.


Entré...


Y te giré de inmediato hacia el inodoro. Apresurado, continué la presión sobre tu boca mientras mi mano izquierda elevaba tu falda (que zorrita eres sin bragas). El espacio del aseo c…

Caricias alternativas...

Hay promesas de caricias, que solo con anticiparlas.... estremecen los sentidos.

Descansaba ingrávida en el porche, rodeada de la fresca oscuridad al final del verano. Yo ya había preparado el juego y cuando me presente con dos vasos llenos de hielo, hierbabuena y dos mojitos preparados algo intuiste.

Te dejé el vaso junto al sofá y me situé a tus pies.... debajo de ellos. Con mis dedos aun fríos de haber picado finamente el hielo de las bebidas dibujé el tenue descenso desde tus rodillas hacia la promesa de tus ingles, bajo esa larga y raida camiseta de los Rolling que tanto te gusta.

Cerraste los ojos presumiendo mis pasos... pero esta vez no acertaste del todo... y mis dedos se desenredaron de tu incipiente vello y regresaron... y bajaron esta vez a tus pequeños pies. Uno a uno... delicada pero suavemente acaricie cada uno de tus dedos.... desde el pequeño al grande... y al terminar volví mi mano hacia mi vaso ancho para mojarla toda ella en la bebida y, con ella... impregnar tus …

La bahia...

Llevo horas esperando el desenlace... las olas mantienen su ritmo cadencioso rompiéndose una y mil veces en la blanca arena de la playa.
Un soplo de brisa fresca despeina mis ya largas canas, pero sigo inmóvil, sentado, esperando el momento....
El aire se torna grana en el instante que el sol empieza a morir en la bahía... en el mismo instante en que nace mi beso entre tus labios y mis manos buscan la lujuria de tus desnudos senos.
Ha de ser rápido... en breves segundos la oscuridad barrerá todo el paisaje con su sombra: el mar, el río, Doñana, la marisma, Bajo de Guia....
Con avidez, ladeas tu minúsculo tanga y te sientas sobre mi sin trámites. Tus manos me sujetan e intentan llevarme hasta el fondo... apenas queda ya luz y como animales en celo, comienzo a penetrarte con desesperación mientras tus manos intentan aferrarse a mi culo...
El último estertor llega.... Las olas rompen el silencio de tus gemidos.... El sol ha caído en el mismo instante que mi esencia comienza a derramarse por…

Summer time....

Arena, sol y sensualidad.... Me declaro lesbiano "irredento"

Sueño de verano...

Las tórridas noches de verano son las mas propicias para los sueños húmedos. Sobre la cama, con la tenue brisa del norte bañando mi espalda desnuda ensoñaba ese escotado vestido tuyo de blanco ibicenco calado, y me imaginaba escrutando qué llevabas debajo (o más bien, qué es lo que no llevabas).
En mi sueño llegabas a mi ingrávida: tu de pie junto a mi, y yo sentado en la pequeña piscina de la habitación de mi hotel, admirando el eterno final de tus piernas... allá donde daría la vida por perderme. Tu malévola sonrisa te delataba, tanto como a mi, la erección que surgía por entre las burbujeantes aguas.
En mi sueño no necesito pedirte lo que deseo, y por eso, no tardaste ni un minuto en darme al mano para salir de la piscina, coger una toalla para secarme pasimoniosamente y poniéndote de rodillas ante mi, empezar a acariciar con tus manos mis testículos y en acunar entre tus labios mi sexo.... en mi sueño, rememoro el sonido goloso de tus labios saboreandome... rememoro hundirme al fond…

Vacaciones....

Se acerca el momento de disfrutar de unos días de descanso. Este ha sido un año intenso, cargado de sensaciones contrapuestas: soledad/amistad, frío/calor tórrido, crisis/optimismo... Por todo ello ha sido un año cargado de estres, del que espero recuperarme en las maravillosas costas de Cádiz para regresar mas "oncebesos" que nunca.
Felices merecidas vacaciones para todos vosotros

Amor o deseo...

Tras cerrar tus ojos con tu pañuelo de seda negra... desnudé tus etereos hombros... uno a uno los liberé de la tira de tu vestido... y al caer, las cimas enhiestas de tus pezones pugnaron por salir... por liberarse...

Até cuidadosamente tus muñecas con encaje también, y tras admirarte... peiné los negros mechones de cabello que caian sobre tu piel... Sentado frente a tí, comencé a dibujarte... mis dedos a modo de pinceles se trazaron tus párpados cerrados... rodearon tus mejillas... perfilaron tus labios carnosos... esbozaron tus hombros... modelaron tus senos... dibujaron tu cadera...

Tras cerrar tus ojos y admirarte.... te amé, cómo solo se amar a quien deseo... o ¿fué al contrario?

Cosas que pediste...

Esposada y cegada.... Anegada de deseo sobre una cama barata de un nido por horas... Me sentiste amo y dueño cuando te ordené desnudarte, tal y como ahora me sientes, dueño y amo, penetrándote desesperadamente parsimonioso.... milímetro a milímetro... hundiendo mi sexo en la humedad de tu lujuria..
Henchido, duro, quedo..... me sientes en estos momentos. Te permito tocarte (oh cielos, estas atada y no puedes) Lo siento cariño, tendrás que mover tu cadera de zorra si quieres sentirme un poco mas... pero mientras, aprovechare el yogur de tu almuerzo de Mallorca... pero quizás no como había previsto tu secretaria...
Notarás como comienzo a impregnar con mi postre tu culo... tu mientras, cariño, puedes seguir restregandote como una zorra alrededor de mi impávida polla, no pienso moverme....
Y mientras notarás como mi dedo índice acaricia el contorno de tu ano.. esta frió cariño?? será solo al principio... relájate y ábrete para mi... así.... abandónate a las sensaciones. Busca tu placer mie…

Juego de poder...

Toda la comida y la sobremesa constituyeron un autentico juego de poder.
Vestida vaporosamente usabas tus armas con asombrosa maestria: tus carnosos labios entreabiertos exhalaban sensualidad en cada gesto.... tus dedos dibujaban sobre mis antebrazos....tus senos se asomaban a tu escote con cada contoneo.... y esperaste el momento indicado para destruirme con tu ironia:
- Querido: lamento tus esfuerzos, pero hoy estoy de secano...
Pero la partida no habia finalizado y me escusé unos minutos, y a la vuelta, me aproximé por su espalda y recorri tu cuello susurrandote con mi voz mas profunda.... te deseo, zorra..... y aproximé a tu boca mis dedos indice y medio completamente impregnados con mi semen aun caliente... . - Con mi mejor deseo.... .

Deseos de señor...

Desea algo mas el señor??? Mmmm...
El señor, desea que te encarames a esos tacones, y desde ellos, y solo con ellos, derrotes tus senos al alcance de mis insaciables dedos...
Y asi agachada y expuesta a mis travesuras, el señor desea escrutar tus blancas nalgas. El señor desea, y desea mucho, comprobar con su dedo la textura, la forma, y por que no, el sabor acre de tu ano mientras tu compruebas, a la vez, cómo el deseo del señor se acumula, se expande y se concentra algo por encima de sus pelotas.
Para continuar, el señor desea, y no sabes cuanto en estos momentos, que te gires sobre esos tacones, y que, sujetando al señor firmemente (tu sabes por donde) vayas poco a poco sentandote sobre el señor..... suave... lenta.... el señor acariciará primero suavemente tus pezones... y mientras tu apuntas el deseo del señor hacia el centro de tu oscuro, humedo, pequeño y lujurioso placer....
El señor está hasta las pelotas de crisis, tristezas, bancos, euros, tasas, tipos, cajas, griegos , chinos y…

15 dias..

15 dias. Mas de dos semanas, que para mi es toda una temporada con el santo voto de la santidad, o mas bien.... de la castidad.

A pesar de la dura duracion de esas horas, dias y semanas.... todo merece la pena con tal de verte ahora asi, de rodillas... apenas vestida... apenas dueña de ti.... tu pelo firmemente sujeto por mi, por mi mano izquierda que te mantiene a escasos milimetros de mi: los suficientes.

Y despues de 15 dias, soy capaz de identificar ese aroma, el aroma de perra en celo que atesora tu coño cuando dominandote, soy capaz de enajenar todos tus sentidos... y tus sinsentidos tambien.

Estoy apunto cariño. Despues de 15 dias, despues de olerte, de someterte de rodillas ante mi sexo henchido que masajeo con parsimonia ante tu larga y sedienta lengua, estoy apunto para descargar sobre tu cara la espesa carga que acumulo tras quince dias de abstinencia... y tu... solo podrás ver.... quizas oler... pero en ningun caso participar o saborear de ella, hasta que, desde lo mas hondo …

Fobia...

- Eres una "cabrona"...
Lo sabia. Y lo sabia desde el preciso instante en que te comenté mi fobia a las alturas, mi temor, mi vértigo... tus ojos se tornaron felinos y tus labios se entreabrieron, como lo suele hacer instantes antes de susurrarme guarradas al oido.
- Ven, calla y disfruta...
Me pareció inquietante montar en tu pequeño Smart y recorrer la ciudad en direccion desconocida (claro, solo para mi), pero al aparcar en esa calle solo pude temerme lo peor. A escasos metros de la fila de tilos centenarios que bordea el parque se encuentra la taquilla de la antigua instalacion del Teleférico de Madrid.
- Si vienes conmigo.... te la voy a mamar hasta el fondo de mi garganta, cariño
Un sudor frio recorrió mi espalda. Aun no pude identificar si se trataba del repentino miedo al viaje por las alturas del sur de Madrid o a la repentina ereccion que estallaba contra mi jean
- Cabrona....
Mi sistema circulatorio era un caos. El repentino subidon de adrenalina debia repartirse entre m…