Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

De Repente...

Too much love will kill you

If you can't make up your mind
Torn between the lover
And the love you leave behind
You're headed for disaster
'cos you never read the signs
Too much love will kill you
Every time

I'm just the shadow of the man I used to be
And it seems like there's no way out of this for me
I used to bring you sunshine
Now all I ever do is bring you down
How would it be if you were standing in my shoes
Can't you see that it's impossible to choose
De repente estas... de repente es la ultima vez que te beso. De repente llamas... de repente tu voz se amortigua para siempre De repente huelo tu deseo... de repente el olor añejo de mi desesperación inunda mi desasosiego y me desborda... y me ahogo en mis pensamientos De repente existes, eres, estas.... de repente decides alejarte.... y desapareces y mis dedos, de repente, olvidan como son las verdaderas caricias y mis ojos se nublan... y mis sentidos se niegan a sentir.... para que? por que? De repente las tardes …

LLueve...

Llueve y hace frío..... el agua golpea cadenciosa el capó de mi coche. Espero con el motor apagado... el frío se cobija en mis cristales formando vaho... 
En estos gélidos días, la temperatura se adueña del ánimo... enfriándolo hasta doler... Sin embargo, yo disfruto... me embarga el deseo (cómo si alguna vez me abandonara contigo). Disfruto los días de lluvia y cristales empañados en Madrid... Disfruto al pedirte el tanga nada mas entrar en mi coche.... disfruto al besarte en plena calle.... al sentir tus labios temblar..... al percibir tus muslos abrirse a mis caricias... 
Respiramos a borbotones y a borbotones nos besamos...  y el calor de nuestros cuerpos se pega en los cristales..... y ciegan nuestro deseo..... y mis dedos se queman al acariciarte.... y los tuyos buscan nerviosos el inicio de mi cremallera....
Hay un coche con los cristales embarrados de sueños y deseos aparcado en tu plaza.....  La gente pasa distraída a su lado... si se asomara, descubriría como te susurro al oído…