Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2009

Juego...

Con Ana mantenia una especial amistad: reíamos, charlábamos sobre la ultima novela de Coetzze, tomábamos cafe, follábamos... hablábamos de nuestras amores y desamores. En nuestros encuentros nunca se establecian premisas, prejuicios... sin prisas creábamos una atmosfera de irrealidad, de que el mundo se detenía mientras ambos reíamos... . Un café podia ser un simple café (hubo muchos) o bien el inicio de una tormentosa tarde de sexo desenfrenado donde ni un solo poro de piel quedaba sin roce. Ana es profundamente tímida y delicada, y sin embargo cuando se embuía del espacio vital que ambos formábamos, rebosaba seguridad, feminidad... pasión. . Ayer volvimos a tomar café (realmente fué un te verde con hierbabuena... helado) y tras preguntarle por su enamorado (qué bella palabra portuguesa en vez de novio)... surgió. De manera indolente, en un sencillo gesto, situó sus pies descalzos sobre mis piernas, y mis manos comenzaron a masajearlos... . - Me vuelves loco cuando haces eso... No se que…

Llueve...

La lluvia me ha calado por completo. Aparco la moto junto a tu portal, y como años atrás, pulso de nuevo el timbre del portero. La escalera de madera cruje y me dirijo hacia tu puerta marcando húmedos pasos.... Mi aliento está reseco cuando mis nudillos tamborilean en ella.
. Años atras... flanqueaba esa puerta con la misma asiduidad que flanqueaba tu corazón... o mejor dicho... que tu dejabas que yo penetrara en él. Recuerdo que tus reglas nunca permitian pasar dos noches seguidas bajo tu techo, en tu lecho; decías que los hombres, "la segunda noche siempre regresan con su cepillo de dientes". A mi, contigo, me hubiera bastado con la primera para colarlo junto al tuyo. .
Abriste... como siempre, y como siempre me acogiste, húmedo, empapado.... Ese primer abrazo tuvo algo de maternal: peinaste mis canas y besaste mi sonrisa... .
- Siempre serás un niño: cómo se te ocurre coger tu vespa con este tiempo? Ven... .
Empecé a quitarme la ropa junto a tu habitacion... la misma que tantas…

Gotas...

El calor del verano ha comenzado a derretir los hielos que saqué del congelador... Te he desnudado con parsimoniosa lujuria: mis dedos han recorrido cada pliegue, cada costura, cada encaje de tu ropa, pero solo han dibujado tu cuerpo a traves de ellas... . Con las rodillas elevadas, te brindas a mi. Y yo, recojo del pequeño tazon de cristal ,donde el agua helada se deshace poco a poco, unas gotas entre mis dedos y las suelto desde tus rodillas... . Las primeras gotas apenas rocorren unos centímetros y se detienen, indecisas.... y mis labios imitan el recorrido bebiendo cada rastro de ellas hasta alcanzarlas. Vuelvo a mojar mis dedos y verter heladas gotas, que esta vez, descienden raudas por el interior de tus muslos hasta que el rastro se pierdes bajo tus nalgas. Nuevamente mis labios comienzan en el lugar de partida, tus rodillas, y trazan húmedos la misma singladura que un instante antes han recorrido las gotas: la rodilla, la tu muslo... por detras... bajando... e intento beber lo …

Sentidos y Placer...

Todos los sentidos estan abocados al placer, a la excitación...
Un aroma, un tono de voz, una caricia fortuita, una imagen... la vision de un cuerpo, la contemplacion de un cuadro, de un atardecer... la lectura de un determinado párrafo o el sabor de once besos, pueden servir de catalizador de mas cálido placer...
OLFATO TACTOGUSTO
OIDO
VISTA

pdt.- Estimulen cada uno de sus sentidos.... en orden o en desconcierto... al unísono o con desafinos... Solos o en grupo.... Hay algo mas importante que hacer estas vacaciones??

Coraza...

"Todos necesitamos descansar de nosotros mismos en algun momento..."

Cuando depositaste tu tanga en mi regazo supe que el último rescollo de tu coraza habia caido... . Debe ser estresante mantenerse como tu misma dias... horas... semanas... Intentar destacar siempre, mantenerse delante de los demás, visible, alerta, impoluta, constante... Por eso, cuando por fin decidiste volver a ser mujer simplemente, una más... mujer que desea y necesita ser deseada... cuando decidiste bajar las barreras, esconder la armadura y entregarte como tal, depositaste el tanga que llevabas puesto desde primera hora de la mañana en mi regazo, impregnado de tu deseo, como una ofrenda para mi.
.
Lo acepté gustoso y escruté en el lo que escondes a la mayoria... Horas mas tarde, tus manos enredadas en mi pelo dirigian mis labios hacia tu sexo para comprobar la amplitud de tu deseo...
tumbada, desnuda, entregada... te abandonabas a los juegos de mi lengua alrededor de tu clítoris mientras mi dedo indice acar…