Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2007

Añorar lo que nunca se tuvo...

Te añoro... y nunca fuiste mia.

Mis dedos... añoran tu contacto, recorrer la fina piel de tu cuello, dibujar el contorno de tus senos, esbozar el nacimiento de tu oscura aureola, percibir la creciente dureza de tus pezones...

Mis ojos... añoran la vision de tu cuerpo, desde el suelo, vislumbrar tus infinitas piernas, percibir tus definidos muslos, intuir su húmedo encuentro.... imaginar el incipiente vello, el sinuoso trazo de tus labios.... tus otros labios

Mil veces he reconocido el sabor de tu intimidad en mi boca... he imaginado su espesa dulzura, que se acrecienta cuando estas al borde de tu placer... me he imaginado bebiendote a sorbos... escrutando todo tu sexo para libar hasta tu ultima gota... y ahora, que nunca te he probado, añoro tu sabor

Mi sexo, que nunca fue tuyo.... añora poseerte... desea que vuelvas a acariciarlo como nunca lo hiciste... que lo beses como nunca pudiste hacerlo... que lo situes a la entrada de tu ser, te abras ligeramente...y te empales con él.... que lo …

El cumpleaños de LIU (4)

-Regresa esta noche a la 12:00, estaré yo sola en el restaurante. Te esperaré aquí mismo. Sin mediar mas palabras se retiró de espaldas a mi, llevando la caja en sus manos y cerrando la puerta tras de si.... Por alguna razon el rubor se asomó en mis mejillas... estaba solo y sin embargo tenia la sensacion de haber roto un sello, de haber transgredido una norma y de que mi conciencia no estaba muy de acuerdo con ello... Instantes despues abandonaba el restaurante con la mirada clavada en el suelo. Las horas hasta la medianoche se me antojaron dias y a las 11:30 deambulaba alrededor del local, nervioso, esperando que llegara la hora. A las 12 en punto el cartel luminoso del exterior se apagó y por la puerta salieron anonimos empleados y cocineros con el paso raudo... De nuevo mis mejillas enrojecieron cuando deslicé cuidadosamente la puerta. Dentro todo estaba a oscuras... las sillas recogidas sobre las mesas... el olor de la fregona humeda aun inundaba el salon... al fondo, junto a mi …

El Cumpleaños de Liu (3)

Despues de "derramarme" aquella salsa y observar como Liu, arrodillada ante mi, limpiaba delicadamente mi abultado tiro, fui incapaz de pensar en ella sin que mi entrepierna campara alegremente por sus fueros... Tenia que "abrir" y mostrar mis sentimientos hacia ella... y conseguir a su vez su reciproca "apertura". El plan no tenia vuelta atras: habia que morir..... o perder la vida. El dia G estaba a punto de comenzar. Accedi al restaurante algo mas temprano de lo habitual llevando una pequeña caja... Liu me observaba desde el otro lado del local y esperó unos minutos para atenderme. Abrio la puerta tan delicadamente como la cerró tras de si: - "El señor ya sabe lo que desea tomar?" Y tanto que lo se: deseo tomarte a ti, deseo besarte, deseo recorrerte, deseo oler tu cuerpo, deseo vislumbrar tus oscuridades mas intimas, apoderarme de ellas con la fuerza de un animal en celo, derramarme sobre, en y para ti..... y deseo.... - "Desearia Pato Pek…

El Cumpleaños de Liu (2)

Dia tras dia acudí a comer al restaurante de Liu, llegando a convertirme en un experto para el punto perfecto del Pato Pequines y apreciando las distintas variedades de rollitos vegetales... Por fin un dia, apunto de desistir en mi libidinoso intento, el azar me sonrió. Segun me dirigia hacia mi reservado, pude escuchar cómo el como el cocinero comentaba con ella los tres dias que faltaban para su cumpleaños. Como si de una señal divina se tratara, aquella celebracion debía ser el punto de inflexion en nuerstra yerma relacion, pero para ello debia trazar la estrategia que me condujera al exito.... o sea, a Liu, al fragil cuerpo de aquella mujer que habia succionado mi cerebro y que febrilmente imaginaba succionandome otras cosas mas mundanas y tangibles... Acudiendo de nuevo a las fuentes ciberneticas obtuve un importante punto de ventaja, un punto de informacion, el punto que me haria ganar Waterloo frente a la impavida mujer... Durante los dos dias siguientes, antes del cumpleaños, …