11 junio 2013

Viajar en tren...





Tenias que ir a esa inaplazable reunión... Nada podía retener esa inminente partida a Valencia. Y a pesar de ello (o quizás, por ello) pude conseguir billete Turista en tu mismo AVE de las 14:10. 

Te busqué...

Desde mi vagón recorrí el tren, aunque ya imaginaba que viajarías delante, en la solitaria Preferente. Sentada, sola... escuchabas tus cascos...

Te esperé....

Conozco tus costumbres (manías?) y antes de que te trajeran la bandeja de comida, te levantaste hacia el aseo para asearte y lavar tus manos (como siempre).

Junto a la puerta del aseo te esperaba manteniendo una inexistente conversación con mi móvil ocultando mi rostro. Te cruzaste indiferente. Abriste la puerta y despreocupada entraste en el pequeño aseo sin prestar atención a cerrar tras de ti (solo necesitabas lavarte las manos...), Pero cuando lo intentaste, mi pierna derecha ya había cruzado el umbral para impedírtelo, y mi mano derecha se dirigía tu boca para amortiguar cualquier posible grito.

Y te giré de inmediato hacia el inodoro, susurrando en tu oído el tamaño de mi deseo... apresurado, mis besos comenzaron a deslizarse por tu cuello... el olor de tu pelo, aun húmedo,  embriagó mi rostro..... gemiste cuando mi mano izquierda dibujó el volumen de tus senos y rodeo tus traviesos pezones.... el angosto aseo comenzó a estrecharse cuando levantaste tu pierna derecha...... tu Jimmy Choo sobre la tapa del inodoro y tus caderas apretándose contra mi... . tus manos dirigiéndose hacia mi.... tus dedos buscando en mi pantalón la forma de deshacerte de ellos.... mientras, mis manos meciendo tu cadera contra mi.... contra el volumen de mi lujuria agolpado en mi boxer....

Loco...

Loco y empapado.... mis dedos bajaron recorriendo tu vestido, desde tu ombligo hasta tus muslos, y subieron buscando tu tanga.... No había...... siempre tan zorra... mis dedos accedieron a la calidez de tu sexo empapado sin problema.

Estábamos llegando a Xativa, solo unos instantes mas.... y en el mismo instante que el AVE tronó su bocina a escasos metros de la estación.... no había tiempo....alcé tu minivestido... mis dedos buscaron tus otros labios..... los abrieron para mi... y me hundí con todo la desesperación de mi deseo..... hasta el fondo... una sola embestida... sintiendo todo tu cuerpo pegado a mi...... y quieto... mis dientes comenzaron a marcarse en tus hombros... y susurré a tu oído lo cabrón que me pones sin bragas, lo cabrón que me pongo cuando te follo así y lo cabrón que me pones cuando te corres....

El tren salió de Xativa segundos después de que tu orgasmo empapara mis pelotas. Llamaron a la puerta del aseo.. en el mismo momento que tu boca buscaba mi polla...

- Un momento ¡¡ (solo el momento que necesito para satisfacer tu sed....)


pdt.- Es lo bueno que tiene el tren. Se disfruta mucho más de los viajes...

3 comentarios:

Cielo dijo...

Intenso viaje, excitante relato

besos

Respirando entre palabras. dijo...

Que buen viaje...
Podría prolongarse un poco más...Faltó la vuelta.

Besos

Anónimo dijo...

Hola!
Me ha gustado mucho la manera en que relatas lo acontecido. Es fácil imaginar y sentir sensaciones por el modo en el que escribes.
Deseando leer el siguiente.
Saludos,
Juliette
http://la-alevosia-de-juliette.blogspot.com.es/