08 diciembre 2010

Chocolate...

La reunion se estaba convirtiendo en una pelea de gatos. Mi mente masculina hacia tiempo que volaba lejos de la sala de reuniones. Ella insistia en su postura de jefa, de experimentada inspectora, de probada ejecutiva...

- Quieres tomar algo? un té, un café...?

Si su mirada hubiera sido algo mas densa, hubiera fenecido en ese mismo instante.

- Lo que quieras. La reunion no va a durar mucho mas: tengo asuntos importantes mas tarde

Tras la evidencia (constatacion es mas preciso) de lo poco importante que mi reunion es para ella, bajé al bar de la esquina a pedir su poleo-menta y por romper mi monotonia de los ultimos meses (años?) pedi un chocolate y regrese con las bebidas en las manos.
Unos minutos mas tarde removia mi chocolate mientras admiraba la abierta frialdad con que ella estaba en la sala.... y sin pensarlo, sin meditar las consecuencias....lo hice. Mojé mi dedo índice en el chocolate tibio, lo removí con parsimonia, hasta captar su mirada..... y dirigí el  dedo a su boca....

Los segundos que permanecí con él ante sus labios se hicieron eternos... pero cerró los ojos en el mismo instante en que avanzó su boca abierta hacia el chocolate... noté como sus dientes se hincaban con lascivia en mi travieso dedo... y como sus labios succionaban con lujuria hasta la ultima gota...

El primer paso estaba dado, pero las reglas de juego aun no eran explicitas, asi qué jugué el segundo paso: mojando de nuevo el dedo, manché ahora con él mi barbilla de chocolate... y cerré los ojos ante las consecuencias: un desplante, un manotazo.... una lento lamentón.... Cuando sentí en mi piel la tercera opcion, me ruboricé al sentir como se hinchaban mis pantalones...

No quedaba una gota de chocolate en mi barbilla, y mi olfato podía apreciar el sensual olor de su saliba en mi piel... Era su turno. Desconcertada y excitada a partes iguales, decidió desnudar de sus zapatos rojos sus pies.... y untando en chocolate dos de sus dedos, pintó con ellos su pie derecho primero y luego el izquierdo....

Aproximé mi silla de ruedas a la suya para poder alcanzar con mis manos el "manjar" que se me ofrecía. Elevando sus piernas, que dejaron al alzance de mi vista el pecado de su negro encaje oculto entre sus muslos... deposité sus pies sobre mis piernas, y sujetando suavemente con mis manos su pie derecho, comencé a dispensar lentos y humedos lametones a sus pequeños dedos manchados... y cada uno de ellos, entraba en mi boca y los salian poco a poco sin una sola gota del espeso chocolate.... 9 minutos mas tardes no quedaba ni rastro de él en sus pies y mientras mis manos recorrian sus piernas hasta el mismo limite de su ropa interior, al volver, regresaban acompañdas de un intenso aroma afrutado que nublaba mis sentidos... pero era ahora mi turno, y para prepararlo necesitaba desnudarme...

Quedaba poco cholate en la taza, y mientras manchaba mi dedo ínidice con él, sus ojos no dejaban de brillar.... Sentado en mi silla, desnudo, mirandola de frente, sujete mi endurecida polla con mi mano izquierda y comence a recorrer su punta con el dedo.... Ella dudó unos segundos mientras observaba mis caricias, pero al instante hizo un ovillo toda su ropa para tirarla sobre una de las sillas y cogiendo la taza se la vertió entera sobre su minusculo vello púbico....El chocolate comenzó a descender parsimoniosamente hacia su sexo... y en el mismo instante en que alcanzó sus labios se tendió sobre la alfombra....

Sólo un segundo mas tarde, me hundía en su garganta al mismo ritmo que mi lengua descerrajaba alocados lenguetazos entre sus labios... su dedo buscaba hundirse en mi culo del mismo modo que el mio ya horadaba el suyo....

Chocolate, sudor, canela, almizcle, espeso, blanco, húmedo..... todo se fundió en un largo orgasmo mutuo que inundó la estancia de celo animal...

11 bss

9 comentarios:

Lydia dijo...

Y a partir de ahí... las reuniones se hicieron muchíiiisimo más entretenidas, jeje.

Lily dijo...

¡Hola! Me encanta tu blog :) Te he puesto en blogs preferidos en mi página. Me gustaría que nos enlazáramos. Avísame si me pones tú

Nikita dijo...

pufff como me gusta el chocolate!!

Lametón donde tú quieras ponertelo..

Besos

anika dijo...

ummmmm.....caliente chocolate

me gusta.......besos frente al jardin

Shang Yue dijo...

la erótica del poder, no? eso de tirarse a la jefa en su despacho...

un vicio como otro cualquiera, que también comparto contigo

Yemaya dijo...

Esas son las reuniones que merecen la pena con un chocolatito por medio. Mmmm.
Besos y susurros cálidos

Dr.Mikel dijo...

Auque digan que el chocolate es el sustitutivo del sexo, a mi también me gusta complementarlo.
Más que sugerentes fotos.
Saludos.

Six X dijo...

ummmm ¡cómo se me pudo pasar este tu último beso! ¡¡tan dulce, tan cálido!!
¡¡Besos de chocolate para ti!!

Anónimo dijo...

Dit was echt interessant. Ik hield van lezen