19 diciembre 2010

Cena de empresa....


La planta primera del Hotel, a esa hora, era un autentico fiasco.

Terminadas las cenas, las 3 empresas que celebraban su fiesta de Navidad en el Hotel esa noche, habian pactado una barra libre con animacion musical.

Si una cena de empresa es peligrosa por si misma, juntar tres empresas puede resultar explosivo y cuando la música atronaba la sala habilitada para ello, Laura se aproximó a mi grupo, situado algo alejado de los minusculos bafles que salpicaban el techo. Acababa de trasladarla de mi departamento comercial al de operaciones. Había contratado a Laura un par de años antes por su inteligencia, su presencia y su innata empatia. Era la mejor, sin duda.

- Ven dire. A ver si eres tan diestro planificando como moviendo las caderas

No creo necesario indicar que una cena de empresa es un campo de minas. Nadie mira pero todos observan. Todo se permite pero todo pasa factura.

Laura no necesitaba esforzarse en ser sensual. Era pura sensualidad: los alargados lóbulos de sus orejas; su blanco cuello, el pronunciado escote, unas duras y perfildas nalgas.... solo  sus manos encallecidas desentonaban...

- Veo que sigues dandole al chelo. Me alegro de haber tenido algo que ver en ello....
-  Calla. No hables y por favor mueve esas caderas muy cerca de mi.... quiero sentirte. Quiero sentir al director de los cojones. Al simpatico cabron que me acaba de trasladar al puto departamento de operaciones.

Nada dije... tan solo baje mis manos a sus caderas y acompasé el ritmo para moverme junto a ella. Sentí la rabia de Laura bajo mis manos. Sentí el perfume de su cuello, y sentí como su mano ascendia por el cuello, bajo mi largo pelo, y marcaba sus uñas en el. Era imposible que Laura no percibiera mi inmediata erección... era imposible que no percibiera la excitación en mi respiración... que no notara el temblor de mis manos.... que no intuyera como mis ojos cerrados la desnudaban.... como mi olfato excrutaba bajo su perfume el olor de su piel....

La cogí de la mano y aprovechando a oscuridad nos dirigimos al pasillo donde un letrero señalana los aseos. Abrí el de minusválidos y sin concetar la iluminacion, cerré la puerta con seguro. Estreché a Laura contra la fria pared.... mis manos sujetaron su cadera mientras mi lengua recorria el largo cuello... sus jadeos rasgaban el silencio mientras mis dientes se hincaban en sus hombros y mis manos buscaban bajo su blusa la redonda calidez de sus senos...
Rodeados de sombras, sus manos lograron despojarme del pantalon y tantear mi excitacion a traves del boxer. Liberados sus pezones del sujetador de encaje, ahora eran mis dientes los que tanteaban sus pezones... y mis dedos se humedecian recorriendo la sutil hendidura entre sus otros labios... y allí me arrodillé.. allí dirigí mi olfato... mis caricias.... mis besos... Y Laura sujetando mi cabeza,  impedia que me separara de la humedad de su sexo, del que bebía alocadamente.... inundadome de su aroma y de su olor.... Mientras, mis manos jugaban con sus nalgas... y entre ellas....
Laura empezó a derramarse en mi, gimiendo, gritando, maldiciendo...... y se arrodillo juntó para lamer mi empapado rostro... y para morder mis labios.... y marcar mi espalda con sus uñas haciendo recorrer sus manos por ella....
La izé con cuidado, y tanteando el aseo localicé el inodoro y la barra de apoyo lateral. Situeé su pierna izquierda sobre la tapa, situé sus manos en la barra y las mias en sus nalgas.... Mi lengua ascendió lentamente por su columna, y luego volvió a bajar, pero sin detenerse en sus nalgas.... explorando su ignoto ano.... y volvi a recorrer el camino hasta su cuello... pero esta vez, al morderlo, mis manos buscaron su sexo a oscuras, lo abrieron, y clavandome hasta el fondo en él, la susurre...

- A ver si eres tan buena hablando como follando.....
- Espero que te guste, pero no esperes nada tradicional....

Y sin moverse, Laura bajó sus manos y empezó a tocarse mientras estrechaba ritmicamente su coño alrededor de mi polla.... las caricias de su mano la originaban pequeño estertores en todo el cuerpo... sus gemidos se convertian poco a poco en chillidos... y sus musculos se apretaban en mi, allá abajo, con un ritmo alocado.... a los pocos minutos mis riñones se convulsionaron y noté como mi esencia inundaba aquel maravilloso coño y se derramaba por sus muslos.... Laura, al percibirme, volvío a incrementar sus caricias para alcanzarme en un orgasmo animal, que inundo aquel oscuro aseo....

Intentando reponerme, a oscuras, noté como Laura salía de mi, se giraba y agachandose comenzaba a lamerme, recorriendo todo mi miembro, recogiendo en su lengua cada gota....

Un polvo mas tarde retornamos a la sala, donde entumecidos por el alcohol, seguian dando voces todos los presentes y nadie notó nuestra ausencia, las arrugas de mi pantalon o las sonrisas de ambos (o si?)

¡¡¡¡ Que duras son las cenas de empresa ¡¡¡¡

7 comentarios:

*yllenah* SM dijo...

kkkkkkkkkkkkkkkkkk


tentador...

besos


yllenah

POEM dijo...

me encanta la foto aunque no me pondría jamás esos zapatos porque me siento muy alta y no sabría andar en ellos jeje


como trabajo con mis manos los mancho quemo rompo pues tengo callos jaja

qué prácticas son los baños de inválidos q uso a menudo en la piscina cuando no puedo controlar mi calentón

se te ha hecho muy amena la puta fiesta de empresa

Dr.Mikel dijo...

Pues mira, una cena de tres empresas, está muy bien, así evitas eso de "donde tengas la olla no metas la polla". Siempre puedes recurrir a dos secretarias mas de dirección.

Shang Yue dijo...

pobre jefe, tener que sufrir la insubordinación de una empleada...


tienes razón, son muy DURAS estas cenas de empresa

Anónimo dijo...

mmmm una cena de empresa muy discreta y atrevida...me encanta
catherine

Lord Bondage dijo...

Parabéns pelo lindo blogger

Saudações

Lily dijo...

Espero que el 2011 te brinde toda la felicidad, amor, salud y buenos amigos que te mereces.
Que el año nuevo que entra sean 365 días de sueños e ilusiones cumplidas.

¡Un beso desde las estrellas!