07 octubre 2010

Desde el teléfono....


Sube... pero no me digas nada. Al menos nada aun...


Entra, baja las luces... usa las cortinas para atenuar la luz del mediodía. Sitúate en el sofá, ese que esta frente a la puerta de la habitación... si, esa puerta que dejarás levemente abierta... y desnúdate de ese vestido, de tus sortijas, de tus cadenas... pero déjame tus medias, por favor..


Sabes que estoy intentando aparcar mi coche, a escasos 10 minutos de ti....


Pero ahora si... ahora llámame con tu móvil, activa su altavoz y situalo sobre ti.. ahí, si. Comienza a acariciarte pensando en mi, imagina mis grandes manos ascendiendo por tus rodillas... y nárrame a través del teléfono como aumenta tu deseo... Ahora sitúa tus dedos alrededor de tus pezones y gíralos aviesamente como yo haría, y descríbeme como se humedecen de deseo tus labios... Moja tus dedos en ellos, como lo haría yo de estar junto a ti, y bájalos despacio... rodea tus senos, con parsimonia.... tu ombligo.... tu escaso vello.... acaricia delicadamente tus otros labios, contándome lo que sientes, lo que deseas....


Me sientes jadear mientras corro por la calle buscando la dirección que me has dado... y jadeo de deseo oyéndote...


Acaricia delicadamente tus otros labios..... despacio, muy despacio. Descríbeme como se anegan de humedad tus dedos, y como uno de ellos se introduce en tu sexo con suaves movimientos que cada vez se vuelven mas espasmódicos. Cierras los ojos a las sensaciones que sientes y a las que imaginas.... tu placer comienza a fraguarse y pronto no habrá posibilidad de postergarlo, y así me los haces saber disfrutando mi desesperación


La cobertura parece perderse cuando accedo al hall del Hotel y pregunto con rabia donde cojones están los ascensores... Te oigo: ya no me describes cómo hundes y haces bailar tu dedo... como tu sexo abierto derrama humedad entre tus manos... como tu ano se contrae al ritmo de tus juegos.... como estas abriendo la boca sintiendo próximo tu orgasmo.


Maldigo los segundos que el ascensor tarda en abrir sus metálicas puertas.... maldigo el pasillo de este hotel cuyo orden entre pares e impares soy incapaz de discernir.... maldigo el número que me has dado... maldigo no oírte a través del móvil e imaginar como cierras tus ojos antes de derramarte por completo... 


Y por fin la puerta .... y por fin la penumbra.... y por fin tus medias.... tus senos.... tu cabello.... to boca abierta y tu sexo..... y mi mano abriendo mi cremallera... y bajando mis boxer.... y clavandola hasta el fondo de tus entrañas en el mismo instante en que tu orgasmo explota en cientos de convulsiones que aprietan químicamente mi polla y me permiten derramarme contigo.... a la par.....





7 comentarios:

alexia {All} dijo...

Mmmmm me gusta, por favor disfrútala y déjala colocada de placer...

Besitos desde mi orilla.

Adis dijo...

Mmmmmm decliciosamente llegastes a tiempo, inmejorable

besitos

Adis

Nikita dijo...

Just in time o good timing!!

Delicioso juego

Besos

Miss. Panti dijo...

Delicioso... sentir ese deseoo de alguien en uno... mmmmmmm!!!!

Miss. Panti dijo...

mmmmmmmm!!! te estaba esperando...

Shang Yue dijo...

siempre me han parecido maravillosos los hoteles

para lo bueno y para lo malo

Lunna dijo...

Cada segundo que tardas, el deseo aumenta, disfrutando de la pasion de cada momento cuando llegaste.
Renglones que destilan sensualidadpor todos lo poros.

Besos.

Lunna.