08 septiembre 2009

Agua...

- Carlos, soy yo. Abreme

En silencio me situé tras de la puerta y susurré:

- Si deseas verme tendras que darme en prenda tus bragas...

- Ahora? Aqui mismo??

- Si... es sencillo salvo que hayas venido con pantalones precisamente hoy.

Durante segundos el silencio pudo masticarse a ambos lados de la puerta del apartamento antes de que, con la famosa cadena puesta, entreabriera la hoja. Al cabo de un instante una mano de uñas lacadas surgió por el angosto espacio ofreciendome una hermosa prenda gris, con un sutil vuelo de encaje a su alrededor y una minuscula fraccion de tejido. Echa un infantil "guruño" pude percibir entre mis manos su calor y lo mas importante para mi.... su aroma.

.

En el mismo instante en que Marianna retrocedió la mano y pude cerrar la puerta para desenganchar la cadena, abrí la puerta y salí cerrandola.

.

- Eres un cerdo. Me haces quitarme las bragas en medio del pasillo y ahora no me dejas entrar?

- Te dije si querias verme....no entrar. Ven

.

Sin dar opcion a continuar la conversación agarré su mano aun elevada por el desconcierto y nos dirigimos pasillo adelante hacia la escalera. Marianna trataba pudorosamente de evitar que el vuelo de su falda se elevara demasiado.

- Vengo a estar contigo, me obligas a desnudarme delante de tu puerta y ahora me llevas a la calle sin bragas.... Debo de estar loca.

Mi sonrisa debia de ser visible a kilómetros de distancia (probablemente al igual que mi excitación pero no a tanta distancia, claro), pero salir con Marianna a la calle, llevando su blusa escotada y una sucinta falda blanca, nada mas, acrecentaba mi deseo, mi lujuria... y por lo que pude comprobar mas tarde, a ella tambien...

.

Nos acercamos a una máquina de bebidas al otro lado de la calle. Seleccioné una botella de agua fria...

- La recojes por favor??

Sus ojos se inundaron de rabia a la par que su sonrisa desbordaba morbo a raudales. Sin dilación, situandose delante de mi, se agachó hasta el suelo para recojer la botella. La falda se elevó hasta el cielo permitiendome adivinar la blancura de sus nalgas e intuir su sexo....

.

- Vamos.... aqui ya hemos terminado..

.

De dos en dos peldaños recorrimos el tramo de escalera.... abrir la puerta fué mas dificil porque la lengua de Marianna derovaba mi boca, mientras sus manos arañaban mi culo a traves del jean.

En breves segundos desnuda la arrojé sobre la cama, boca abajo.... Y en ese momento la botella cumplío el segundo objetivo. Cuando Marianna ya esperaba mis manos, mis caricias... mi piel... lo que obtuvo fue un breve, fino, pero helado borboton de agua sobre su cuello..

.

- Que haces???

.

De rodillas junto a ella, mi lengua.. mi boca... surcaban bebiendo la ultima gota de agua... por su cuello... sus hombros.... Un segundo chorro depositado en el punto mas alto de su columna recorrió toda ella hasta depositarse unos centimetros antes de sus nalgas.... Mi lengua hizo el miso recorrido.. despacio... lujuriosa... hasta recojer todo el agua. Marianna habia dejado de quejarse y solo gemia bajo mis caricias. Ahora la botella apuntaba sus nalgas que ante el contacto con el liquido helado se encresparon. Todo el agua desapareció entre ellas... y mi lengua siguió el mismo destino... entre ellas.... hasta llegar al minusculo charco formado en su ano, del que bebí muy...muy...muy despacio, pero con el detenimiento adecuado.

.

En cuanto me levanté, Marianna previsora ella, se giró de inmediato manteniendo los ojos cerrados y su absoluta entrega... Era momento de bañar sus pezones.... enhiestos.... de inundar el hoyito su ombligo.... y como no de jugar ahora con delicadeza sobre su sexo... derramando gotas sobre su clitoris... para luego... buscarlas... y beberlas...

.

La tarde, promete...

13 comentarios:

Anónimo dijo...

GRan post.... Besos, vainilla

Anónimo dijo...

MUCHAS GRACIAS ARQUITECTO... MARIANNA

fresita dijo...

genial

geheugen dijo...

La tarde hace más que prometer...
se vierte en gotas de segundos por sus cuerpos, haciendo que el tiempo transcurra al ritmo del latido de sus sangres,
de la delicia de sus lujurias, del placer de los sentidos exaltados.

Los amantes cumplen las promesas de la tarde,
los intintos, la pasión y la emoción palpitante.
Y el relato, cumple la promesa de humedecernos entre sus letras.

AguadLuna dijo...

Me ha encantado tu relato,sobretodo por que me ha dado ideas refrescantes para los dias y noches veraniegas que aun quedan.Muy original.
Saludos.

Alexia dijo...

Vaya manera tienes de apagar la sed, me dejas con ganas de mas...
un besito

Nikita dijo...

mmmm bebeme!!
Me ha encantado.

Besos all over you

Carl dijo...

Excelente relato amigo. Me pasaré por tu blog a menudo. Saludos.
Carl.

Shang Yue dijo...

cuando me beben, lo hacen con champán, para que las burbujas piquen el paladar de mis labios...

Anónimo dijo...

La tarde promete...más de lo que puedes imaginar
11bss

POEM dijo...

ja
iba a decir lo del champán pero Shang Yue la robótica ninfa me ha adelantado

el efecto embriagador es brutal

con las burbujas acariciando la piel, follandola piel suavemente

de todas formas es muy divertido este relato

beso sin tanguita

Lunhe dijo...

Me encanta como escribes, atrapas.
Un beso.

Anónimo dijo...

Si, probablemente lo sea