18 octubre 2015

Desesperadamente...



...es tanto el deseo que acumulo de ti, de tu piel, de tu olor, de tu sabor...
deseo tanto desnudarte, tan poco a poco.... contando uno a uno cada botón... doblando cada prenda cuidadosamente... disfrutando de verte y sentirte mía... y hacerlo todo lento... muy lento.... desesperadamente lento.

y besarte, lento...... y sentarte en mi cama, y besarte..... y recostarte sobre mis sabanas, y besarte.... y descender lento y suave... poco a poco... hacia tu ombligo y mas allá...

y depositar mis caricias, suaves, tan suaves que casi no las sientas, pero si... y regalarte mis besos, tan sutiles que casi no las notes, pero si.... y percibir el olor de tu sexo deseándome... y dibujar con mis dedos tus labios húmedos, tan ligeramente que casi no percibas como los recorren desesperadamente lentos, desde el principio, abrupto, hasta el oscuro final.... impregnándose de tu humedad...

y que mi lengua, desesperadamente lenta, juegue traviesamente en ti... y dentro de ti... y alrededor de ti.... y que desesperes por sentirme... y yo lo impida... que notes como tu placer asciende desesperado y se encrespa y se llena y se hincha sin que ninguna de mis caricias logre desencadenarlo..... y te desesperes aun mas.... y yo insista aun mas en ser desesperadamente lento... hasta que ya no, hasta que percibas como pierdes el control, que no puedes mas, que te abandonas, que estas a punto de explotar...

y entonces si... como un cabron desesperado darte todo lo que estas deseando y hacer que se agiten todas tus entrañas y te corras y me inundes de ti, por mi y para mi....