30 diciembre 2014

[parentesis...]



Paréntesis.... los llamábamos así: nuestros paréntesis...


Al desnudarnos, dejábamos en el suelo no solo nuestra ropa... tirabas la blusa, la camisa, la falda.... mi pantalón... pero con ello, nos despojábamos no solo de la ropa, tirábamos al suelo lo accesorio... el exterior... nuestra otra vida ...nuestros roles... nuestros miedos... todo lo que no fuéramos tu y yo.



La puerta de nuestra habitación era una frontera infranqueable para el trabajo, los hijos, el dinero, la arrogancia, la impostura.... y cuando te entregabas a mi, lo hacías mas desnuda de lo que estuviste nunca, y tus caricias tocaban el yo mas intenso... y tus besos eran del tu mas real al yo mas cierto.... era como si nuestras entrañas lujuriosas besaran nuestras almas.


Era nuestro "Ultimo tango en Paris"... mientras Liu proclamaba su amor antes de morir en Nesum Dorma... yo bebía ansioso de tus otros labios.... 
Mientras sonaba el tema de amor de Blade Runner, tus caderas se estrechaban a las mías mientras tus manos estrujaban mi culo.... 
Revolver y su adicción a la droga mas dura, tu piel, me encontraba recorriendote entera con mi lengua..... entera.... sin limite... sin prisa... sin pausa....
Y cuando tus ojos se enturbiaban en silencio y decías "ay".... y yo te masturbaba lentamente mirando esos mismos ojos y esperando que los cerraras para poseerte entera... 
Y cuando te disfrazabas de conejita para mi con tus tacones mas chonis.... y te arrodillabas... y me mirabas... y tanteabas entre mis piernas.... y me perdía en tu garganta...
Y cuando mis besos se depositaban en lo mas oscuro de tu ser y mis dedos bailaban entre tus muslos... mientras "por una cabeza" llenaba de tango, de melancolía, la habitación...
Y cuando te ataba.... y te azotaba traviesamente... y marcaba tus pezones con mi cinta negra...
Y........ siempre.

Muchas veces, el paréntesis comenzaba en la calle... en el coche... en el ascensor..... Otras veces los paréntesis se llenaron de tus lagrimas que yo recogía en mis labios una a una.... y otras, eras tu la que me recogías mi yo mas intimo, blanco y espeso...gota a gota 


No hay nada mas bello que tu senos desnudos... entre mis manos

Nada mas lujurioso que tu mirada turbia... mientras te entregas.
Nadie mas mujer..... que tu mientras te derramas en mis besos.


Paréntesis.....



Quizás nos equivocamos.... y el verdadero paréntesis fuera lo que ocurría mas allá de la puerta de nuestra habitación, mientras nosotros vivíamos libres, desnudos y sinceros dentro... dentro de la habitación.... dentro de ti.



TQ.

1 comentario:

Shang Yue dijo...

wow... de lo más intenso y realista que has dicho?