09 octubre 2014

Amantes, novios, maridos....


Hay dos tipos de mujeres afortunadas. Las que son capaces de aglutinar en un solo hombre a su pareja, novio y amante, y aquellas que pueden permitirse las tres figuras con tres hombres distintos.... También puede que dos figuras confluyan, y así por ejemplo podemos tener al marido eternamente ennoviado o al amante que lo pretende....

No obstante, puede darse la paradoja de que no tengamos claro quien es quien. Valga este irónico formulario como ayuda para localizar e identificar, si tenemos duda, quien es quien:


APARCANDO. Tu novio, bajará del coche para ayudarte a aparcarlo y acudirá presto a abrirte la puerta y piropearte; quizás palmee tu esplendido culo. Tu marido te recordará el ultimo arañazo que le diste en un parking similar. Tu amante, aprovechará la falta de luz para ladear tus bragas levemente, follarte como un animal mientras cierra tu boca para que los gemidos no alerten al vigilante y cuando te inunde, te pedirá que no te limpies y huelas a el todo el día. 



EN EL RESTAURANTE. Tu marido habrá reservado el restaurante q te gusta, para comer con tu suegra. Tu novio, escogerá el local más chic para sorprenderte y te comprará una rosa. Tu amante, no le importa el local ni la comida...  pero antes de entrar te habrá pedido que te quites el tanga para lucirlo en el bolsillo de su chaqueta, y durante la comida lo olerá como si se tratara de la más sublime fragancia, como anticipo de cuando pueda olerte a ti directamente.



EN EL COCHE. Tu novio pondrá la emisora que te gusta y acariciara tu rodilla mientras te enseña una nube con forma de corazón. Tu marido, responderá a su teléfono móvil mientras te sonríe y te indica por donde debes girar. Tu amante morderá tus dedos, tu antebrazo, tu codo... y te susurrará lujurioso al oído...y deslizara sus dedos para masturbarte mientras circuláis por la m30... y parará en un lateral de la carretera para que bebas de el.



EN LA COCINA. Tu marido sabe que no cocinas y el ni se acerca. Tu novio lleva el champán que a ti te gusta y buscará hielo para enfriarlo mientras veis en blanco y negro Casablanca. Tu amante, te llevará a ella, despejará los objetos de un manotazo para sentarte sobre la encimera, abrir tus piernas, deslizar su lengua por tu sexo, despacio... lento... profundo.. y usará el hielo para enfriar su lengua y hacerte correr como una zorra. 


EN LA CAMA. Tu marido leerá a tu lado mientras comenta una serie de hechos intrascendentes pero necesarios para la familia. Permitiras a tu novio acostarse en tu cama y aparecerá con un inmenso oso de peluche y te dejará usar su camiseta de los Lakers mientras se acuesta a tu lado para hacerte el amor. Tu amante, te usará... te arrodillará y te follará tu boquita y cuando lo no pueda mas, te situará sobre tu cama, y a cuatro patas, muy muy lentamente te follarà hasta el alma... 


A veces estos roles pueden mezclarse... 
A veces hay hombres que pueden optar a varios de ellos... y a veces equivocarse intentando asumir el que no les corresponde...

Pero cada quien... que aguante su vela y elija su lugar.  


11 Bss




4 comentarios:

Rode Soyyo dijo...

Vaaya, está bien eso de la diferencia entre los 3. Pero visto así...¡¡¡Yo sólo quiero amantee!!! Y de vez en cuando novio. =P

Arnand dijo...

Recupero la delicia de leerte

Bs

Los Tacones Rojos dijo...

En tal caso, yo soy una afortunada.

Shang Yue dijo...

me dejarías usarte en las 3 posiciones?