29 octubre 2013

Castigos...


 
Me castigas....

Cuando llego tarde....
Cuando olvido una cita...
Cuando olivido lo inolvidable..
Cuando descuido lo inexcusable...
 
Y me castigas de nuevo;
 y me obligas a sentarme, a desnudarme
y me obligas a mirarte, a observarte...
 
Y recostada de espaldas...,
vestida tan solo con tus negras medias,
te acaricias frente a mi; separas levemente tus labios,
recorres su camino una y otra vez..
una y otra vez.... lenta... precisa...
hasta que la humedad brilla entre ellos.

Y entonces..... solo entonces
indagas, abres, deslizas..... buscas el centro... el cetro de tu placer
 
Buscas, conquistas, acaricias, bailes, susurros....
dentro, fuera, dentro..... calor ardiente....
invades... penetras... conquistas...
 
Y mientras...
me castigas a mirarte..
mi pena es admirar y desear...
mi penitencia, sufrir el egoísmo de tus propias caricias...
 
Y estallas...gimes...te agitas.... te derramas
una.... dos... cien veces convulsa...
y entonces... sólo entonces me permites finalizar mi castigo
y aproximarme al calor de tu húmeda intimidad...
oler...
besar..
desear..
quemarme de ti..
 
Y en ese instante ...
en el que mi alma pugna por beberte..
y cada vez que mi lengua se hunde en ti...
descargas uno.... dos... cien azotes en mi culo soberbio,
y con el ultimo de ellos....
vuelves a inundarme... a castigarme....
...
Eras mala y me castigas.
 ...
Pero no puedes imaginar 
cuanto me cuesta
olvidar todo lo inolvidable
y descuidar todo lo inexcusable
para seguir mereciendo y penando en mi piel
todos y cada uno de tus castigos
...

2 comentarios:

Rode Soyyo dijo...

Simplemente precios. Y profundo. Me gusta.

Princesa dijo...

Qué bonito Carlitos...once besos.