17 septiembre 2013

Por oscuros y angostos caminos...




Deslicé de nuevo mis uñas por su espalda, dibujando imaginarios y sinuosos caminos descendentes… y al finalizar la espalda..... descerrajaba un sonoro azote en sus presuntuosas nalgas…
.
Gemías... Al principio temí por tu hosco carácter de alfa dominante… pero al contrario de mis previsiones (mas bien no) te entregaste al placer de mi dominación.... 
.
Mis dientes, mis uñas... mi deseo... recorría nuevamente tu espalda, y sentí como, en un gesto defensivo, tus caderas se agitaron, y apretaste tus nalgas en un intento de cerrarlas a mis oscuras pretensiones....como en un vano intento de preservar tu dignidad dela invasión de mi lujuria.… pero a medida que mis dedos descendían de nuevo por tu espalda, a cada centímetro, perdías el control....  tu cerebro se rendía al deseo animal que se empapaba tus bragas....
.
3, 4... 5..... no llevaba la cuenta de los azotes que te brindé mientras te mordías el antebrazo en un vano intento de acallar tus gemidos......

Me agaché tras de ti…. Olías a perra en celo y una brillante humedad asomaba por entre tus otros labios..... mis manos se asieron a tus nalgas, para abrirlas...... y mi lengua comenzó a depositar caricias furtivas alrededor de tu ano.... Solo necesité unos segundos para que te entregaras abierta a mi...... y mientras mi lengua follaba tu culo... mis dedos bailaban alocadamente entre tus labios.... 
.
Tu placer inundó pronto mis dedos....y con tu mirada aun turbia de placer.... y esa lengua que sacas graciosa cuando te corres.... sujeté tu pelo para arrodillarte ente mi.... y situando tu cabeza entre la mesa y mi polla endurecida.... en un cerco de lujuria del que te era imposible escapar.... inundé tu garganta..... primero de mi.... y escasos minutos después, de un desbordante y cálido rio....
.
Solo fue el prolegómeno...... una rápida escaramuza para sentar las bases de la reunión.....
Cuando alcancé con mis manos el pequeño bote de lubricante de fresa... entendiste que la reunión apenas había comenzado.... y como una buena hembra alfa, sometida por el mas rural y cabrón de los arquitectos que nunca trataste.... susurraste

- Hasta el fondo cabrón..... hasta el fondo...

Nunca me gustó recibir ordenes...... pero alguna inocente indicación nunca es menospreciable cuando el camino es oscuro, angosto y placentero......
 

1 comentario:

Shang Yue dijo...

"nunca me gustó recibir órdenes"


pues bien, te mandaría de todo, o tendrías que esforzarte por acallarme por completo

sería muy divertido