15 julio 2013

Abierto el plazo de las Tutorias de Septiembre...



Yo era un profesor en practicas... uno mas.... pero ella era ya una experta alumna de 5º.

Tras un curso con ausencias continuas y un horrible examen parcial, llegó Junio. Hasta Mayo acudieron a clase los inasequibles, los de siempre... atendiendo mis letárgicas explicaciones sobre calidad, praxis arquitectónica, operativa....... y cuando por mi despacho gris, empezó a inundarse del calor de la primavera, ella solicitó una tutoría.

Acudió sola... enérgica ... Enumeró un "serie de catastróficas desdichas": accidentes, enfermedades familiares, robos, perdidas de conocimiento.... yo dejé de prestar atención al segundo fallecimiento de un familiar lejano....... Me hubiera dado lo mismo que hubiera sido abducida por un alienígena... mientras hablaba y gesticulaba, yo era incapaz de apartar la mirada al movimiento de sus senos ingrávidos...

- Cree que aun estoy a tiempo de salvar el curso? 
- Siempre hay tiempo si se tiene interés.... la respondí de la forma mas académica que pude
- Yo tengo un apasionado interés.... y puedo demostrárselo...

Yo, era un profesor en practicas....

De haber sido mas experimentado, habría dejado abierta la puerta de aquel angosto despacho atestado de libros y apuntes descolocados... o habría podido llamar a uno de los ayudantes de cátedra .. o quizás, habría podido evitar que ella se abriera aquella blusa estampada... que me mostrara un perverso body que resaltaban sus rotundos senos... que me erizara con la vista de sus pezones enhiestos, haciendo añicos en ese instante la ultima defensa de mi dignidad docente.... y obligándome a acariciar su piel... a dibujar su volumen... a comprobar su tersura.... a besarlos y pinzarlos con mis labios....

En este punto... inclinada sobre ella... aun con  el sabor agridulce de mi deslealtad universitaria... la hice sentar sobre mi mesa.... entreabrí con suavidad sus infinitas piernas .... las recorrí con lascivia.... de rodillas, bajo su falda....mis labios se aproximaron al tejido de su body... recorrían la forma de su joven sexo a través del encaje.... sus otros labios ardían bajo mis caricias.... el olor de su lujuria me ahogaba entre sus piernas.... 

Se reclinó aun mas para ayudar a su profesor... para que mi lengua pudiera encontrar el centro de su placer cuya notoriedad bajo el tejido era inconfundible.... jugué a aprisionarlo entre mis labios... y mis dedos, accediendo directamente al contacto de su piel...acariciaban .... recorrían .. excitaban .. indagaban... 

El calor en el despacho comenzaba a ser extenuante ... y mi alumna, cogiéndome por la cabeza, se empeñaba en apretarme contra su coñito....  por nada del mundo ayudaría a culminar su placer tan pronto...  La humedad de su sexo empapaba su tejido mi rostro, sus muslos, mis dedos... y continué.... continué con mi lengua alocada... con mis dedos traviesos..... hasta que estallo en mil orgasmos contenidos.....  inundadome..

Solo tardó unos segundos en recuperarse:- Por favor... permítame que le agradezca sus atenciones.

Y yo se lo permití.

Sujetándola por la nuca la giré sobre la mesa y agachando su cabeza la situé mirando a la meca.. y bajando mi cremallera.... accedí al río que surgía entre sus piernas.... y ladeando ligeramente la tira de su body empapado, me hundí hasta el fondo de sus entrañas, salvajemente .. inundando con mi miembro hasta el ultimo milímetro de sus ser... y una vez conquistado con rabia su coño... comencé a moverme despacio pero hondo, lento pero seco..... con golpes contenidos... y con cada nueva y profunda embestida, ella, mi alumna.... gemía ahogadamente...

Aguanté toda mi esencia... hasta el ultimo segundo que pude..... y rebasado el limite de mi placer.... mi vida entera salio a borbotones... inundado sus entrañas y derramandose por sus muslos hasta manchar la mesa de mi despacho.....  En un gesto indolente.... ella se giro hasta situarse frente a mi.... y con la mayor naturalidad, me buscó con sus dedos en su sexo... y se llevó a su boca los restos de mi que aun impregnaban su piel....

...
Supongo que yo era un profesor novel y que aquel 8,2 sorprendería a muchos de los compañeros de aquella experta alumna, pero el interés palpable de aquella alumna y la tutoría de aquella tarde no hubiera merecido una nota mas baja.

Les he dicho que ahora soy un profesor mas experimentado.??? ... queda poco tiempo para las tutorias y recuperaciones de Septiembre.... Saben? me vuelven loco las marcas del sol sobre la piel tostada....



1 comentario:

Diego (siempre con su Mariana) dijo...

Acabo de llegar a tu blog por casualidad. Hacía mucho no navegaba buscando qué leer y me gustó lo que encontré. Entiendo lo que ocurre en tu relato. Yo también he querido estar ahí, pero lo dicho soy más experimentado.