28 febrero 2013

Trabajo en equipo...

 
 
 
"A las  22:00 en mi nuevo despacho. Tengo una ultima reunion en la que quiero que estes presentes y participes cuando te lo indique"
 
Me gusta trabajar para líderes, machos alfa... personas inteligentes que saben crear grupos de trabajo.... que cercenan los machitos de tanto "star" pijo que no sabe cómo atarse los zapatos si no hizo un master para ello.
 
Y si el macho alfa es una mujer atractiva.... me someto, laboralmente, con mucha facilidad.
 
A las 21:40 ya rondaba puntual la nueva sede de su empresa. Me habia reservado una plaza de parking junto a la suya. El lobby de control daba acceso a una doble altura de marmol travertino con un magnifico lucernario superior. A esa hora, los tornos no paraban de girar escupiendo empleados de todo tipo: jefes de departamentos, secretarios, becarios.... Viernes y partido, la conjuccion perfecta para realizar un simulacro de evacuacion en 5 minutos sin incidencias....
 
A las 22:05, sentado en un Barcelona negro y cromo, el guarda jurado me hizo señas para indicarme que estaba autorizado a subir a la ultima planta (socios y salas de reunion) al despacho 4. Crucé el torno con mi tarjeta de V y me encamine al núcleo de ascesores en solitario. Y en solitario, subí y desembarque en la ultima planta. Nadie había allí y a nadie se oia.... nadie se cruzó conmigo mientras me dirigía al despacho numero 4....
 
La ultima puerta del pasillo oeste, de laca negra sobre chapa de iroko, mostraba el orgulloso nombre "alfa" de su propietaria en acero mate, junto a un pequeño numero 4.... llamé..... dos veces..... y esperé... y entreabrí la puerta con un timido gesto...
 
Mis ojos tuvieron que mirar dos veces lo que veian antes de interpretarlo para mi desbocado cerebro; desbocado por mi acelerado corazon y el chute de adrenalina que en alguna parte (o partes) de mi cuerpo se habia generado (mi estado hormonal siempre es excesivo, a este respecto sin variaciones significativas).
 
Ana (mi jefa macho alfa) me miraba. Yo tan solo pude ver al principio sus ojos mirandome. Y hubiera seguido asi, de no ser porque se encontraba desnuda sobre el sofá de su despacho, sentada y con alguien entre sus muslos abiertos.... ese alguien, era otra mujer, de rodillas sobre la moqueta (negra tambien) tan solo vestida con un antifaz.... Ana, tenia una mirada oscura, turbia, cargada de lujuria....
 
- Mi becaria no tiene nombre. No tiene tampoco ningun tipo de inhibicion sexual... Sabe que estas aqui y quien eres. Ella no desea que sepas quien es. Tan solo me desea a mi... y por mi, esta dispuesta a que te la folles, si con ello la permito desfrutar de mi cuerpo..... Como te conozco, en el amplio sentido de la palabra, he accedido por ti....
 
La puesta en escena y la proposición motivaron una rapida y casi dolorosa ereccion que solucioné acercandome a Ana y liberandola de mi pantalon..... Ana me engulló en unos segundos hasta el fondo de su garganta, mientras, nuestra becaria, despues de oir a Ana y sentirme junto, comenzó a gemir ostensiblemente mientras su lengua continuba deleitandose entre los otros labios de Ana.... Mientras... mis dedos descendieron desde su cuello, lentamente, hasta su tierno culito blanco.... dibujo sucientamene su ano y trazó una firme caricia alrededor de su sexo, empapado no... anegado....
 
Mientras me follaba su garganta y sentia mis pelotas estrujadas, Ana se abandonaba a un orgasmo tras otro.... y nuestra pareja no dejaba de gemir descontroladamente. A duras penas logré recuperar mi sexo, para situarme detras de la desconocida. Ana, se incorporó levemente con los ojos entrecerrados, descerrajó con cada mano un azote en el blanco culo de su meritoria posesion.... y tras comprobar nuevamente su textura, abrio las nalgas para mi y mirandome me dijo.
 
- Follatela mirandome...... Quiero que estrenes su culito para mi...... Pero quiero tu regalo solo para mi.......
 
En este punto, estaba tan excitado como un perro, que temí hacer daño a nuestra desconocida.... me arrodillé y humedeci con mi lengua su pequeño ano mientras mis dedos acariciaban su clitoris..... empapando mis dedos una, dos..... cuatro veces... y en ese instante... empapado de ella, de Ana y de mi.... me insinué en su joven y oscuro deseo.... Y sin mediar un segundo... ella misma se empaló en mi hasta el fondo....
 
Los minutos posteriores fueron un desefreno absoluto de cuerpos, humedad, deseo, lujuria, gemidos, gritos....... Ana descontrolada, sujetaba firmemente la cabeza de la becaria entre sus muslos para coseguri su maxima dedicacion y contacto.... yo me sujetaba a sus caderas sin apenas moverme, para que me sintiera en el fondo de sus entrañas, mientras mis dedos continuaban excitando su peqeuño clitoris.... ella gritaba, se convuslionaba, empapaba sus muslos, mis dedos..... Cuando Ana percibió que estaba a punto de llegar, tiró a un lado a nuestra amiga, me sujetó con sus manos y me hundio en su boca.....
 
Que gusto trabajar con gente tan comprometida...
 
 
 

2 comentarios:

Cielo dijo...

Ya lo creo que fue un gusto para ti trabajar en esas condiciones.

Excelente relato Carlitos, has vuelto con fuerza.

Besos

Sr. Alex dijo...

Impresionante relato... La verdad, me ha encantado.

Yo tambien participo en un blog, pero lo escribe mi mujer, te invito a conocerlo.

http://diariodeunaesposaobediente.blogspot.com.es/

Un abrazo.