10 mayo 2012

No hay prisa...



Ataré tus muñecas,
...para que te sientas prisionera.

Y tapáré tus ojos,
....para que te sientas vulnerable.

Y te desnudaré poco a poco,
dejandote tan solo con tus medias,
para que sientas aún más tu desnudez...
Y así, prisionera, vulnerable y desnuda,
te susurraré en el oido lo zorra que eres...
y comenzaré a lamerte...
y deslizaré mis dedos a lo largo de tu piel
dibujando cada rincon,
cada pliegue...

Tomará su tiempo.... no hay prisa
hasta que mis dedos se cansen de erizar tus pezones..
hasta que mis besos se harten del sabor de tu deseo...
hasta que mis dedos se hastién de jugar con tu sexo

Y solo en ese instante...
enhiesto lujuriosamente por ti...
me hundiré en tu garganta...
sin permiso, sin cautela...
y cuando tu garganta acuse el tamaño de mi deseo...
te poseeré con desesperacion...
hasta que me derrame en ti
y te inunde una y mil veces...
y regresando a tu boca
comparta contigo,
el sabor de nuestra lujuria

8 comentarios:

Nikita dijo...

Oh! sin prisa, si.

Yo quiero ser prisionera tuya también.

Delicioso relato..

Besos

algamarina dijo...

Ummmmmmmmmmmm.... exquisito, excitante....

Saludos desde mi playa, humedecida mi piel...

Anónimo dijo...

Excelso!

Anónimo dijo...

Sin prisas, con deseo y lujuria. Que cortos se me hacen tus relatos....

Saludos.

Anónimo dijo...

Mmmmmm 3besos de prisionera lujuria :)

Manolo B log dijo...

Las prisas, para los ladrones y los malos toreros...

Monica dijo...

Has sabido retratarme a la perfección... ¿cómo me conoces tan bien?

Curiosa dijo...

(consigues que cada frase tome vida propia)

Y no me gusta ser prisionera....pero, sin prisas (te cedo mis muñecas...)

Fantastico

Bsss.