30 mayo 2012

Fruta...



Atado... me has atado de pies y manos en la silla de tu cocina, con las bridas que compré para ti en Leroy Merlin y las muñequeras de musculacion con argolla metalica del Decathlon. Imposible moverse. Ya lo probé contigo.

No recuerdo cómo comenzó este juego, pero estoy desnudo en el centro de tu cocina, y te has ido al dormitorio dejandome solo. Desnudo, atado y solo....

Oigo cómo deslizas cajones... abres y cierras puertas.... y de repente entras arrojandome tu indiferencia. Estas desnuda... explendidamente desnuda... y abres el frigorifico husmeando indolente entre las distintas bandejas.

Regresas con una pequeña fuente con fruta y te situas frente a mi. Te sientas sobre ese taburete alto blanco vintage de pie cromado.... Abierta de piernas en el comienzas a morder sonoramente una manzana mientras tus ojos escrutan mi mirada..

Un brillo lascivo inunda tu retina.... muerdes sonoramente de nuevo la manzana y la masticas lentamente...... En la bandeja tras de ti asoman frambuesas...

El tiempo para en silencio... y los segundos se hacen minutos para mi, atado, expectante ante tu actitud. Desafiante vas terminando los ultimos restos de la fruta...  y sin dejar de mirarme, limpias tus labios con el dorso de la mano en un gesto grosero y masculino, a partes iguales, pero tan sexual... que mi cuerpo reacciona como un resorte....

Desnudo y atado.... y excitado.. intento adivinar tus intenciones...

- Te gustan las frambuesas ?? - es una pregunta que no esperas que responda... y desde la atalaya de tu taborete, diriges tu pierna derecha sobre mi y tu pies blanco de perfectas uñas pintadas comienza a deslizares por la longitud de mi sexo en un intento de comprobar toda su longitud.. sus detalles ...sus imperfecciones....

Sigo mirandote nervioso cuando te levantas.... y cuando deslizas una frambuesa por tu sexo que adivino empapado....  y la aproximas a mi boca... y cierro los ojos para disfrutar de toda la intensidad de sus sabores.... intentando

Sonries al ver el tamaño de mi deseo con tan solo adivinar el sabor del tuyo y entonces te agachas a mi lado... y me enseñas tu lengua, traviesa y brillante...un instante antes de hacer desaparecer mi oscuro glande en tu boca.. y sigues.... lamiendo.... bebiendo... y siento el fondo de tu garganta...... atado completamente y completamente empalado en el placer de tu boca...

Noto mis testiculos en tus manos apunto de explotar....  y tu notandolo tambien.... acrecientas tus gemidos... tus caricias..... tus besos....  y me desbordo en borbotones de espesa esencia blanca... que tu traviesamente depositas sobre las frambuesas que aun quedan en tu tazon....

Y te levantas para sentarte en lo alto del blanco taburete, que me permite disfrutar del negro atractivo de tu sexo.... y me miras cuando, cogiendo una a una cada frambuesas impregnadas de mi... comienzas a saborearlas sonriendome lascivamente...

No tengo prisa..... sigo atado....  y completamente entregado al deleite culinario de mi compañera.....( y nuevamente excitado). Quedará mas fruta en el frigorífico?


17 mayo 2012

Mi prima de riesgo...


Valores....

con el griego...
peligroso,
pero con su interes siempre al alza...

 y el frances...
con ese gran gusto
que le pone a todo...

no me estraña que mi prima
sea un riesgo
 para cualquier interesado





10 mayo 2012

No hay prisa...



Ataré tus muñecas,
...para que te sientas prisionera.

Y tapáré tus ojos,
....para que te sientas vulnerable.

Y te desnudaré poco a poco,
dejandote tan solo con tus medias,
para que sientas aún más tu desnudez...
Y así, prisionera, vulnerable y desnuda,
te susurraré en el oido lo zorra que eres...
y comenzaré a lamerte...
y deslizaré mis dedos a lo largo de tu piel
dibujando cada rincon,
cada pliegue...

Tomará su tiempo.... no hay prisa
hasta que mis dedos se cansen de erizar tus pezones..
hasta que mis besos se harten del sabor de tu deseo...
hasta que mis dedos se hastién de jugar con tu sexo

Y solo en ese instante...
enhiesto lujuriosamente por ti...
me hundiré en tu garganta...
sin permiso, sin cautela...
y cuando tu garganta acuse el tamaño de mi deseo...
te poseeré con desesperacion...
hasta que me derrame en ti
y te inunde una y mil veces...
y regresando a tu boca
comparta contigo,
el sabor de nuestra lujuria