Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

Reformas...

Esta semana, has pedido una reunion previa y debo preparar tareas...
Apunto en mi moleskine: - afilar lapiceros HB: es importante ir preparado para tomar una nota, un bosquejo, una idea.... una sonrisa furtiva, una curva inesperada en la conversación (o bajo su blusa) - portafolios y papel: denota uno gran interés cuando en una reunion abres tu portafolios cargado de papel blanco (el interlocutor debe pensar que anticipio la gran cantidad de ideas, de peticiones, de sugerencias, de miradas, de caricias, de sensaciones que va a brindarme para ayudarme en la tarea que me ha encomendado...) - metro: uno debe saber medir con la mirada e incluso llegado el caso con sus manos (un  nalga de un palmo, un ombligo de pulgada....), pero la medición con metro requiere de la asistencia de tu interlocutor (puedo medirte las nalgas con mi metro?) - yogur - cinta para el pelo ...(¡¡¡)
Que sepas que no asisto a reuniones en las que me preguntan por una reforma de piso sin un yogur y una cinta para el pelo....

Semana de Pasion

Como diosa de mis sueños, de los más ocultos, de los mas húmedos y sucios, para esta semana de pasión me he convertido en tu cofrade mas devoto. . Bajo el anonimato de mi sarga, con mi lascivo capirote entre manos, ocultando mi gran pecado, suplico que me admitas como costalero.... . Rendido, venero tus pies.... indigno, asciendo por el blanco camino de tus piernas... lujurioso vislumbro la salvacion entre tus caderas.... naúfrago, me agarro a tus nalgas.... y como un ingrato hijo pródigo que regresa al manjar de tu sexo, reclamo el festin de mi regreso... reclamo, tambien, la mejor de tus comidas... el mana de tu humedo sexo sobre mi, mojandome con tu placer mientras mis dedos, irreverentes, se hunden en ti... . Y tras la redencion... permiteme pecar aun mas... que la gula me empuje a beber entre tus muslos... que la lujuria me haga embestirte salvajemente una y otra vez, morder tu nuca, tus senos.... y derramarme egoistamente sobre ti. . Pero... como gran pecador que soy... huiré. Al fin …