10 enero 2012

Apenas...


Apenas.
-
Sublimamos nuestros sentidos. Los abrumamos. Y a veces, las caricias que apenas acarician, los roces que apenas se rozan.... los besos que apenas si se besan, erizan por completo nuestra piel y nos llevan al limite de nuestros sinsentidos.
-
Me percibes junto a ti, mientras, boca abajo, tu apenas-desnudez (aun mantienes tu tanga negro) me deslumbra... Minutos antes, jugando, me has regalado un kit del perfecto amo-aficionado: unas esposas metálicas, un antifaz y un inofensivo latigo de tiras de cuero....
-
De pie, al lado de tu cama, mi dedo índice perfila el escorzo de tu huesudo hombro. A buen seguro que con tu regalo esperabas un asalto lujurioso hormona en mano y no esta sensiblera apenas-caricia, pero cuando mi dedo contornea tus vertebras y desciende, tu piel y tus nalgas se erizan y se elevan... como en un intento de aumentar el contacto conmigo. Pero no, hoy no toca ese juego.... hoy toca dibujar el borde de tus nalgas, primero por tus caderas y luego justo por el pequeño surco que el tanga delimita entre ellas.... Apenas rozo el tejido pero puedo percibir como se encrespa tu deseo...
-
Mi dedo desciende lento por tu muslo y dibuja tu gemelo.... Puedo imaginar tus ojos cerrados y tan apretados como abierto y húmedo imagino tu sexo.... Recojo con tu pequeño látigo de juguete y situo el negro y frio cuero de sus tiras en tus pies.... y las apena-deslizo sobre tu piel. No puede más pero resistes... y es mi mano ahora la que se ensortija en tu cabello a la altura de tu cuello. El mayor poder es el que apenas necesita exigir, el que apenas necesita mandar... y me presientes en tu cuello en el mismo instante que presientes mi apenas-desnudez junto a tus labios en forma de enorme ereccion.... Apenas te permito deslizar tus labios mientras el cuero acaricia tus nalgas y tu espalda. Noto tu imperioso deseo de hacerme desaparecer hasta el fondo de tu garganta, pero sabes que no te lo permitiría, y tu lengua intenta acariciarme, halgarme, poseerme.... pero no llega del todo a conseguirlo.... y gimes de desesperacion ante las apenas caricias, el apenas sexo, la apenas lujuria.... y ello te exacerba aun mas y te vuelve loca, convulsa y te hace perder el control..... y tus dedos buscan tu sexo mientras hueles mi deseo en la punta de tu boca y en la piel de tu espalda.....
-
Y cuando apenas has llegado a las puertas de tu placer, como el cabron que sabes que soy, me hundo al fondo de tu garganta y la inundo a borbotones de mi espesa esencia.... y tu  palcer se desborda entre tus dedos y estalla en miles de espasmos que recorren tu nuca y descienden por tu espalda......
-
No desesperes. Hoy, apenas hemos empezado.....
-