25 abril 2011

Castigo...

Sabes que estoy esperando... y que no seré delicado contigo. 
Y sabes que te lo mereces.

Esperaré con la habitación en la mas absoluta penumbra...
Te esperaré con la puerta abierta....

Cuando entres... y con tu tono de niña buena empieces a desgranar mil y una escusas... acallaré tus palabras inundando tu garganta con el tamaño de mi deseo.....

Cuando intentes esgrimir ante mi, tus mil y un problemas.... te giraré contra la puerta de la habitación, y sujetando tus muñecas en alto, romperé tu tanga húmedo...

Cuando intentes suplicar..... tu culo enrojecerá bajo mis lascivos azotes, mientras te susurro muy cerca de tu pequeño lóbulo, cada paso que daré a continuación. 
Te narraré cómo pienso sujetar tus caderas, insinuarme endurecido a las puertas de tu sexo y hundirme hasta el fondo de tus entrañas.... 
Te explicaré cómo pienso cabrearte deteniéndome una y otra vez cuando intuya tu orgasmo... sin importarme tus gritos, tus insultos, tus amenazas....
Te detallaré cómo, estando clavado en ti, mis dedos pinzaran tus pezones endurecidos...
Te ilustraré en cuantos de mis mordiscos sentirás en tu cuello, en tus hombros....

Te ilustraré en como mi dedo índice, acompasará la invasión de tu delicado culo, a cada una de mis acometidas....  delicadamente al principio, hasta que vuelva a recordar el motivo de tu castigo.... y entonces no sea tan delicado... y entonces recuerde el motivos de tu castigo y decida cambiar las tornas.... y empalarte con mi miembro, y que sea mi dedo el que juega con tu sexo....

Sabes que te lo mereces.... y que te estoy esperando. 
A que esperas en venir a recibir tu castigo?


07 abril 2011

A Ciegas...


No era una cita "a ciegas".
A ciegas fue la relacion hasta el instante en que ambos pudimos ver el rostro real del otro.
Y hasta ese instante disfruté con ella del resto de mis sentidos... y a veces de mis sinsentidos.

A traves de la red, mis dedos acariciaron cada pliegue ignoto de su piel...
A traves de mis ruegos, habia abierto para mis sus labios.... todos ellos.
A traves de mis deseos, incendié los suyos....

Para la cita, las intrucciones fueron precisas.
Ligero vestido. Blanco el vestido y blanco el tanga... un minusculo bolso minusculo y unas alpargatas de tira. Sin maquillaje... sin engaños
Debia ser puntual... como primera expresion de su deseo...
Y ser silenciosa... como muestra de aceptacion de las normas....
Y ser obediente... entregarse... y confiar

A la hora exacta apareció deslumbrante y segura entre las anodinas personas que inundaban la recepcion del hotel. Deposité con mi dedo un beso en sus labios, alargue mi mano para alcanzar la suya y nos dirigimos al ascensor. La habitacion ya estaba preparada: luz tenue, lino en las ventanas, blancas sabanas impreganadas aroma de sándalo....

- Estas hermosa vestida.... pero estarás mas cómoda sin él.
Soltando los tirantes de sus hombros cayó el vestido al suelo.... justo cuando cogia entre sus dedos el tanga le dije
- Solo el vestido. El tanga no. Lo necesitarás

Obedeció mientras sus ojos comenzaban a brillar y una media sonrisa surgía de entre sus labios, e imaginé que tambien de los otros...