01 marzo 2011

Animales

El deseo nubla la razón.... todas las razones. Y La lujuria, conquista todos mi sentidos....
Te despojo de tu ropa. Decir desnudar sería faltar a esa misma razón que no se halla en mi. Yaces de rodillas ante mi... mi olfato escruta todos tus olores. Es de noche y tus jabones y perfumes apenas subsisten a las feromonas que exhala tu pelo, tus axilas, tus caderas, tus mulos.....
.
Mi cerebro late desbocado en mi polla, mientras mojo mis dedos en tu boca. Los huelo... tu saliva en mi piel huele a lujuria.... Muerdo tu cuello, como un lobo, mientras mis manos elevan tus nalgas del suelo y situan tu sexo ante mi inmenso deseo....
.
Conquisto tu coño infinito... no hay caricias... no hay ternura..... no hay personas.... Solo somos animales en celo...
.

5 comentarios:

Pasional dijo...

Wooowwww que descriptivo e interesante.... me encanto! y cuando digo encanto hablo de magia.
Tus palabras me llevaron a un lugar donde alguna vez estuve, y mas cuando tu nombre y tu profesión me hacen fantasear con que fue con vos con quien estuve ahí....

Diario de Arquímedes dijo...

Puro instinto.

Anónimo dijo...

Realmente sabes como describir una escena y hacerla sentir al lector, hacer que en este despierten las sensaciones por las que has pasado, te felicito

Shang Yue dijo...

y cuándo tú y yo fuimos otra cosa?

Lydia dijo...

Animales con los más bajos instintos... jeje