25 octubre 2010

Puta Crisis...

Despachaba, absorto, una tras otra las languidas horas de mi trabajo.
Hoy, rodeado de temor... y de angustia donde brilló, hace apenas ayer, el lujo, la desmesura, la desmedida... Puta crisis.

- Sr. Javier, desea algo antes de irme? preguntó el interfono con voz de Maria preocupada.
De mi boca surgió, que no de mi, un irreverente:
- A ti, siempre ha sido a ti.

Maria, mujer, cruzó la vieja puerta de madera cuyo alfiz marcó, hasta ese mismo instante, hasta el mismo segundo en que los ojos de Maria quemaron los mios, una invisible pero impenetrable frontera.

Junto a mi, dibujé su sonrisa con mi dedo y ladeó la cabeza cerrando los ojos. Le dí a morder el dedo mientras admiraba cómo bajo su anodino traje sastre gris, se difrazaban cada una de sus curvas. Olí su pelo en el instante en que, agarrando sus manos, la giré para abrazarla, desde atras... entre mis brazos.
- Javier...

Mordí su cuello, casi desesperadamente y mientras sus gemidos se alborotaban, mis dientes marcaron sus hombros. Mis manos liberaron botones, corchetes, pasadores.... Aun medio desnuda, sujetandola por el pelo con mi mano derecha, empujé su hermoso cuerpo joven sobre mi gélida mesa de cristal negro.

Saqué la inmensa ereccion que inundaba mi pantalón, y con las manos bajo su falda, ladeé el tejido empapado de su tanga, y separando sin recato sus nalgas... me hundí salvajemente en su interior.
Minutos... horas....convertidos en animales ebrios de pasión... sin movernos y sin parar de follar como locos, una y otra vez, desesperados a veces... adolescentes otras.

Maria... despeinada, medio desnuda, a medio vestir y aun postrada sobre la mesa.... exhalaba por entre sus muslos el lácteo aroma de mi semen. Sentado de nuevo en mi sillon de cuero, admiraba su desnudo lánguido y observaba como Maria, con los ojos cerrados, recogia con sus dedos la esencia que desbordaba su sexo, para llevarsela a sus labios...

- Pour moi, tous por moi....

Dicen que el frances es el idioma del amor... en mi caso, debe ser el idioma del sexo...
.
Puta crisis
.

19 octubre 2010

Gimnasio...

Seis largos meses.

Biceps, triceps y un largo números de músculos de mi cuerpo se estan deformando tras estos largos seis meses. Seguro.

Pero cada mañana, aun de madrugada, acudo rigurosamente al gim para poder escoger cuidadosamente el lugar adecuado; el más favorable a cada uno de los ejercicios con los que te castigas cada mañana.

Cuando te toca spining, intento situarme tras la bicicleta que tanto te gusta y distraidamente deposito mi sudadera en ella para que nadie la ocupe hasta que llegas y entonces la retiro. Siempre me sonries antes de comenzar... y yo sudo; pero sudo antes incluso de empezar, imaginando el momento en el que el monitor grite "montaña" y nos pongamos en pie a pedalear, y tus mallas elasticas acusen el esfuerzo ciñendose a cada milimetro de tu piel y sobre todo del tanga que recorre perfectamente tu cadera para descender por entre tus nalgas... A cada nueva pedalada, mis ojos te escrutan e imaginan los sitios reconditos por donde tu sudor estará deslizandose...

Los martes, te toca cinta y yo madrugo para poder correr en el aparato que hay junto al que te gusta, frente al gran espejo que nos refleja a todos. Veinte intensos minutos en los que podria dibujar de memoria el movimiento de tus senos bajo tu camiseta y la forma que en que el pantalon corto que usas ese dia se ajusta entre tus muslos...

Tanto madrugar, tanto ejercicio y tanto masturbarme en las duchas...

Cierro los ojos y te imagino separada de mi solo por un pequeño tabique, en el otro vestuario, desnuda.. sudada... mojada... enjabonada... agotada...

Cierro los ojos y me traslado a tu misma ducha... y mi mano ciega tu boca para evitar que tus compañeras nos oigan... y tus manos responden buscandome, acariciandome... deseandome... Bajo el grueso chorro de agua tibia que invade todo, te arrojo contra la pared... y el frio marmol endurece tus pezones. Necesito apretar mas la mano que ensordece tus gemidos cuando me sientes salvaje entre tus nalgas... No somos dos personas. La lujuria nos convierte en dos animales en celo y mientras el agua desciende por tu espalda tus manos me buscan.... me sujetan y me estrechan contra tu ano... lo insinuas en él y lo mantienes ahi... esperas mi embestida que no llega... y cuando mis dientes se señalan en tus hombros, me hundo hasta el fondo en ti de un solo y duro golpe... Ahogo tu grito y comienzo a clavarme en ti de forma convulsa...

El agua, el placer, el dolor..... todo explota al unisono en el fondo de tu culo, desbordandose en forma de blanca y espesa esencia..

Despierto sobre la cinta. Tu sonrisa se dirige algo mas abajo de mi ombligo...

Necesito ir a al ducha: me acompañas?





07 octubre 2010

Desde el teléfono....


Sube... pero no me digas nada. Al menos nada aun...


Entra, baja las luces... usa las cortinas para atenuar la luz del mediodía. Sitúate en el sofá, ese que esta frente a la puerta de la habitación... si, esa puerta que dejarás levemente abierta... y desnúdate de ese vestido, de tus sortijas, de tus cadenas... pero déjame tus medias, por favor..


Sabes que estoy intentando aparcar mi coche, a escasos 10 minutos de ti....


Pero ahora si... ahora llámame con tu móvil, activa su altavoz y situalo sobre ti.. ahí, si. Comienza a acariciarte pensando en mi, imagina mis grandes manos ascendiendo por tus rodillas... y nárrame a través del teléfono como aumenta tu deseo... Ahora sitúa tus dedos alrededor de tus pezones y gíralos aviesamente como yo haría, y descríbeme como se humedecen de deseo tus labios... Moja tus dedos en ellos, como lo haría yo de estar junto a ti, y bájalos despacio... rodea tus senos, con parsimonia.... tu ombligo.... tu escaso vello.... acaricia delicadamente tus otros labios, contándome lo que sientes, lo que deseas....


Me sientes jadear mientras corro por la calle buscando la dirección que me has dado... y jadeo de deseo oyéndote...


Acaricia delicadamente tus otros labios..... despacio, muy despacio. Descríbeme como se anegan de humedad tus dedos, y como uno de ellos se introduce en tu sexo con suaves movimientos que cada vez se vuelven mas espasmódicos. Cierras los ojos a las sensaciones que sientes y a las que imaginas.... tu placer comienza a fraguarse y pronto no habrá posibilidad de postergarlo, y así me los haces saber disfrutando mi desesperación


La cobertura parece perderse cuando accedo al hall del Hotel y pregunto con rabia donde cojones están los ascensores... Te oigo: ya no me describes cómo hundes y haces bailar tu dedo... como tu sexo abierto derrama humedad entre tus manos... como tu ano se contrae al ritmo de tus juegos.... como estas abriendo la boca sintiendo próximo tu orgasmo.


Maldigo los segundos que el ascensor tarda en abrir sus metálicas puertas.... maldigo el pasillo de este hotel cuyo orden entre pares e impares soy incapaz de discernir.... maldigo el número que me has dado... maldigo no oírte a través del móvil e imaginar como cierras tus ojos antes de derramarte por completo... 


Y por fin la puerta .... y por fin la penumbra.... y por fin tus medias.... tus senos.... tu cabello.... to boca abierta y tu sexo..... y mi mano abriendo mi cremallera... y bajando mis boxer.... y clavandola hasta el fondo de tus entrañas en el mismo instante en que tu orgasmo explota en cientos de convulsiones que aprietan químicamente mi polla y me permiten derramarme contigo.... a la par.....