16 agosto 2010

La bahia...


Llevo horas esperando el desenlace... las olas mantienen su ritmo cadencioso rompiéndose una y mil veces en la blanca arena de la playa.

Un soplo de brisa fresca despeina mis ya largas canas, pero sigo inmóvil, sentado, esperando el momento....

El aire se torna grana en el instante que el sol empieza a morir en la bahía... en el mismo instante en que nace mi beso entre tus labios y mis manos buscan la lujuria de tus desnudos senos.

Ha de ser rápido... en breves segundos la oscuridad barrerá todo el paisaje con su sombra: el mar, el río, Doñana, la marisma, Bajo de Guia....

Con avidez, ladeas tu minúsculo tanga y te sientas sobre mi sin trámites. Tus manos me sujetan e intentan llevarme hasta el fondo... apenas queda ya luz y como animales en celo, comienzo a penetrarte con desesperación mientras tus manos intentan aferrarse a mi culo...

El último estertor llega.... Las olas rompen el silencio de tus gemidos.... El sol ha caído en el mismo instante que mi esencia comienza a derramarse por tu sexo y a impregnar la arena....

Las sombras reinan sobre la bahía ocultándonos del resto del mundo... y yo sigo enhiesto en ti y empapado de ambos.... ¿Seguimos?


7 comentarios:

Adis dijo...

Pues la situacion invita a seguir, ¿quien no lo haria? yo seguiria

besitos

Adis

Lydia dijo...

La bahía tranquila se puede convertir en todo un rompeolas...

Sweet Tiff dijo...

muy romantico me parecio....hermoso.

besos. buen blog.

soñandoenalgunlugar dijo...

Eso espero, sería una pena no seguir... Cautivador y excitante.

Lady Blue dijo...

Muy excitante, acorde con la temperatura corporal...como dice soñandoenalgunlugar...sería una pena no seguir...

Lluna dijo...

Esperaba su regreso, sería un pecado no seguir.

Shang Yue dijo...

por qué no?
los continentes, a su deriva, ya se conocen los límites