18 mayo 2009

Mario Benedetti. In Memoriam

Compañera,
usted sabe
que puede contar conmigo,
no hasta dos ni hasta diez
sino contar conmigo.
.
Si algunas veces
advierte
que la miro a los ojos,
y una veta de amor
reconoce en los míos,
no alerte sus fusiles
ni piense que deliro;
a pesar de la veta,
o tal vez porque existe,
usted puede contarconmigo.
.
Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo,
no piense que es flojera
igual puede contar conmigo.
.
Pero hagamos un trato:
yo quisiera contar con usted,
es tan lindo
saber que usted existe,
uno se siente vivo;
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos,
aunque sea hasta cinco.
.
No ya para que acuda
presurosa en mi auxilio,
sino para sabera ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

11 comentarios:

Vainilla dijo...

A mi Benedetti me lo descubrió alguien a quien quiero y admiro mucho,con uno de los mejores regalos que me han hecho, este poema. Y desde entonces le admiro y le leo. Nadie como tú para rendirle este pequeño homenaje. 11 besos

Nikita dijo...

"Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron las preguntas"
M. Benedetti.
Lindo pasar por aquí.
Un beso Carlitos

POEM dijo...

me he reido con tu comentario en el blog, ja,
es que no daba tiempo la ducha...

y las rastas molan pero tu también molas...

este poema de Benedetti es tan elegante y irónico

voy a contar las estrellas en tus ojos
y no de noche
sino de día
y no las frías
sino las supernovas
y no derroches las palabras
sin guarda las novelas
para las horas vacías...

Sensaciones Encontradas dijo...

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

Siempre me gustò este poema de benedetti. Perdemos un poeta, pero nos queda grandes obras para recordarlo

Maldita inocencia dijo...

Maravilloso Benedetti. Besos Carlitos

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

Serendipity dijo...

Un gran poeta. Amante del romanticismo sin perder de vista la realidad del mundo en el que vivimos.
Gracias por recordarlo en un día como hoy. Beso para ti.

Anónimo dijo...

Una mente brillante para prodigioso poeta, bello bello...
besos suaves carlitos
cAthie

POEM dijo...

jaja

tu ya debes pensar que no me ducho...

¿quieres ducharte conmigo?
deslizarte contra mi piel
enjabonarte con mi miel
el agua lava todos los castos pensamientos
y murmura tu cuento lascivo en mi oido
me clavas tu torre de acero

con esmero...

MentesSueltas dijo...

Un gusto pasar por tu espacio y leerte.
Comparto tu homenaje.

Prometo volver.

Te abrazo
MentesSueltas

Cirene dijo...

Hay personajes que nos acompañan siempre en nuestra vida, y que viven para siempre en nuestra memoria... El, en mi caso, es uno de ellos.

Una mujer desnuda y en lo oscuro,
genera una luz propia y nos enciende,
el cielo raso se convierte en cielo
y es una gloria no ser inocente
una mujer querida o vislumbrada
desbarata por una vez la muerte.

Ojalá yo hoy pudiese con mi desnudez desbaratarla para él...
In memoriam.

Cire

Lokita dijo...

Tomo nota, entonces :)
Besitos para ti y un recuerdo grande en nuestra memoria para Benedetti