24 agosto 2008

Apuesta...

Te seguí cuando entraste en la cocina a preparar el desayuno... (por las mañanas siempre me recibes con ese camisón que me obnuvila; colgado de tus hombros, se ciñe al volumen de tus senos y desciende, ingrávido, hasta tus caderas, donde se bambolea al ritmo de tus pasos descalzos) .

Te alzas para llegar al alto armario de tu cocina, donde guardas el tostador, me aproximo a tu espalda, y te susurro al oido:

- Si no consigo que te quites el tanga antes de 5 minutos, prometo ser tu esclavo para el resto de la mañana, para lo que desees...
- Y si lo consigues?
- Serás mia para el resto del dia; sometida a mis deseos....

No hubo mas palabras, solo cerraste los ojos. Activé el cronométro de mi teléfono en el mismo momento en que mi lengua recorria con lujuria tu nuca... mis dedos buscaban la humedad de tu boca para atosigar, tus herguidos y duros pezones..., atrapándolos ente mis dedos, girando con delizadeza... pellizcandolos traviesamente...

Un suspiro escapó de tus labios cuando mis dientes empezaron a mordisquear tus hombros...

Te empujé un poco más sobre la cocina para poder descender por tu espalda... notabas mi lengua, mis dientes, mis manos, mis dedos a traves del escaso tejido de tu ropa...

Elevé lo justo el camisón para poder vislumbrar tu tanga. Mi lengua comenzó a recorrer la dorada tira desde tus caderas hasta el mismo interior de tus nalgas, primero desde la derecha.. luego desde la izquiera.

Tu respiracion se agitó en el mismo momento que mis dedos empezaron a deslizarse próximos a tu sexo. El tejido se empapó mientras las yemas de mis dedos dibujaban la forma de tus labios, una y otra vez...

Mi lengua descendía a ahora por entre tus nalgas... describiendo el camino de tu tanga y deteniendose en tu ano...jugando con él, intentado ladear la tela para poder dejar expedito el camino, el acceso.... mientras mis dedos jugaban rodeando tu clitorís a escasos milimetros, pero sin llegar a tocarlo.

Estabas empapada, entregada y el cronómetro avisó de que estábamos en el último minuto. Todo o nada; te incliné un poco más y gemiste cuando mi lengua horadó tu oscura entrada y mis dedos por fin tocaron el centro de tu sexo...
De rodillas permanecía bajo tu camison, entre tus nalgas abiertas ahora para mi, bebiendo en ellas mientras mis dedos encrespaban tu clitoris a traves de tu empapado tanga... quedaban escasos segundos para que tomaras tu decisión....

14 agosto 2008

Intermezzo...

Hoy me siento trasngresor...
Deseso invadir tus límites, zaherir tus convicciones...
Atada, cegada, entregada.... comienzo a deleitarme con cada unos de tus olores: el húmedo cabello que cubre tu nuca, el lácteo regalo de tus pezones henchidos, las sucintas feromonas de tus axilas, el selvático vergel de tus ingles, la promesa almizclada de tu ano...
Siento tus gemidos.... pero aún necesito destilar para mi, el sabor de tu intimidad...
Tus pies... mi lengua lame cada uno de tus dedos mientras sujeto con fuerza tu estrecho empeine... Mis dientes atrapan uno a uno... sientes la presion, sientes el deseo.... Uno a uno escapan de mi boca...
Me situo tras de ti... muy cerca de tu sexo.
Sientes mi respiración... e incluso tus pies juegan con mi virilidad... y un hilo de humedad desciende por ellos en el mismo instante que mi nariz se embriaga del dulzor de tu deseo.
Pongo mis labios, mi lengua a tu disposición. Juegas con tus caderas para sentirme donde deseas, pero mis dedos se afanan por excitar tus límites... alla donde me deseas pero no me pides....aún.
Tus humores me invaden y yo... invado tu ano con ellos.... y ya sabes que hoy, me siento muy transgresor

01 agosto 2008

Vacaciones...

Todo llega.
Al menos en España se inician las vacaciones de verano. Durante unos dias intentaré que Carlitos tome un descanso en las paradisiacas playas de Cadiz. Volverá muy pronto y volvera cargado de sol, mar, yodo... y unos cuanto langostinos de Sanlucar y camarones de la isla....

Debo agradeceros todos los comentarios del post anterior: los públicos, los privados, los anonimos... Sois fantasticos.

El tiempo lo cura todo y con la ayuda de este merecido descanso, prometo terminar mis relatos pendientes con mas calor, sabor, olor y sensibildad... (y quizas algo de sexo...jeje)


11 enormes besos. Nos vemos en 15 dias