14 abril 2008

Olores... y 3ª

Preparandome para la tercera y última... imaginando cómo se desnudaria esa tercera mujer... me explotó en el olfato un intenso aroma...
Mi rostro estaba anegado por un buque desconocido... afrutado... ágrio quizas... recordandome el sabor del yogur acido turco... Mi confusion era total: estaba ella desnuda? junto a mi? No intuia ninguna presencia cercana... mis sentidos a flor de piel me traicionaban.... el olor se balanceaba frente a mi... inexcrutable.
Mientras mi sangre abandonaba mi cerebro para anegar la inmensa ereccion que se blandia entre mis pantalones, intentaba discernir la situacion. No habia oido cómo aquella enigmatica presencia se desnudaba: lo hizo antes, quizas durante las pruebas anteriores. Si eso hizo.... solo podia ser porque en el silencio de la habitacion, la observacion de sus anteriores compañeras, de mi... de las pruebas... de los besos de las caricias.... habia estado excitandose al igual que yo.
Pero.. por qué no podia reconocerla? ese aroma... Durante los años de la amistad de nuestro grupo pude diferenciar todos y cada uno de los aromas de mis amigas: en el desyuno, antes de ducharse, en la psicina, tras la siesta, despues de bailar, de beber.... incluso en nuestras vacaciones siempre me responsabilizaba de la colada para poder aspirar los restos de su intimidad en sus ropas... antes de perderlas entre los jabones y suavizantes...
De repente intuí la situacion.
Claro ¡¡¡ Conocia cada fragancia de ellas, salvo la ultima... mi amiga me brindaba los humores de su callado orgasmo. Sus dedos trasladando su humedad a escasos centimetros de mi rostro... de mi nariz... de mis labios....
En un gesto imperceptible los abrí para intentar saborear con mi lengua el nectar esquivo que me embriagaba... sus dedos se aproximaron... el sabor era intenso... amplio... profundo... escruté con la lengua la longitud de esos dedos.... percibí las uñas.... las llemas... las primeras falanges... las segundas... el sabor continuaba intacto hasta casi el final...
El nombre de mi ultima compañera me era desconocido.... pero tampoco tenia prisa en adivinarlo....mientras lamiá sus dedos, sus labios buscaron el contacto con mi sexo...

5 comentarios:

Aprendiza de risas dijo...

Ahora sin prisas... ¿eh, pillín?

Tú sí que sabes, aunque no quieras saberlo pronto para alargar los goces.

Beso,

CalidaSirena dijo...

Veo que además de un buen olfato, eres un buen catador...así con suavidad y con lentitud....me lo imagino.
Besitos cálidos

Agua dijo...

Es la primera vez que paso por este blog pero, ya estoy tentada por abrir más puertas.Exquisito!

Maldita inocencia dijo...

Buffff cómo me ponen tus relatitos hijo, con tus olores y tus humores. Genial carlitos
Un beso

Maria Alexandra dijo...

Cada relato...es casi como si tambien pudiera sentir esos aromas...adivinar esas presencias..

Excitante...provocador.


Un beso




Maria Alexandra