28 febrero 2008

Fruta....


Atado... atado de pies y manos en el centro de tu cocina. No recuerdo cómo comenzó, pero ahora estoy desnudo en el centro de tu cocina, mientras tu has ido a to dormitorio. Oigo cómo deslizas cajones, abres y cierras puertas....

Entras en la cocina arrojandome tu indiferencia. Desnuda abres el frigorifico y husmeas entre las bandejas. Con una pequeña fuente de fruta en la mano, te giras hacia mi. Coges un taburete bajo la mesa y lo colocas girado frente a mi. Te sientas en el: piernas abiertas y tus antebrazos apoyados en el respaldo; comienzas a morder sonoramente una manzana mientras me miras a los ojos.... fijamente..


El brillo salpica tus retinas mientras continuas mascando la fruta. Detras de ti, en la bandeja, un peuqeño cesto de frambuesas, alguna naranja...


Los minutos pasan; con tu actitud calmada pero desafiante vas terminando los ultimos restos de la pieza... sin dejar de mirarme, limpias tus labios con el dorso de la mano en un gesto mitad grosero mitad animal, pero brutalmente sexual...


Desnudo y atado.... erguido yo... erguida ella... escruto sus intenciones, sus pasos. La sensacion de indefension y su ultimo gesto han llenado mi miembro


- Ahora las frambuesas; nunca me han gustado solas - dice mientras coge un pequeño tazón, donde las deposita despues de lavarlas.


Arrodillada ante mi y con la insolencia de quien se cree amo y señor de las situacion, comienzas a deslizar sus dedos por la longitud de mi verga; pareces querer dibujar cada uno de sus rincones, de sus venas, de sus detalles, de sus imperfecciones....


Noto tus dedos.... noto tu respiracion en mi glande... noto como elevas el tazon de la fruta para colocarlo cerca de mi glande.... noto tus intenciones. El desparpajo con el que me tratas, con el que trata a mi miembro.. subiendo y bajando su mano.... mirandolo con curiosidad... mirandome con lascivia....


Noto en mis riñones el inicio de mi orgasmo.... noto como la presion se desliza raudamente hacia mis testículos y se dirige rauda hacia el extremo de mi sexo, de donde comienza a desbordarse borbotones de espesa esencia blanca... Solo te preocupas de tu tazon. Con cuidado sigues masajeandome tratando de obtener que hasta la ultima gota se deposite sobre tus frambuesas...


Frente a mi, de pie, comienzas a de tu tazñon... de tus frambuesas impregnadas de mi...

13 febrero 2008

Mi vieja lavadora...

Todo el mundo que viene a mi casa, disfruta de la calida luz que inunda sus estancias, acoge con mayor o menor entusiasmo la gama cromatica: el gris marengo apomazado de los suelos, el rojizo iroko de las puertas, el blanco roto de las paredes..... a muchos incluso les fascina la cocina con esos lacados en azul antracita... pero cuando visitan el cuarto de plancha, con mis viejos muebles donde guardo mi vieja ropa de viejos recuerdos y sobre todo mi vieja lavadora, todo el mundo critica que aun conserve ese trasnochado y antiguo electrodomestico...
-
Tontos
-
No saben que lo que me fascina de mi vieja lavadora es eso... su vejez: sus correas estiradas de los mil y un lavados... su torcido eje chirriante y sobre todo.... su oscilante, quejumbroso y sonoro centrifugado.
-
No saben que algunos dias, cuando regresas a mi casa, sujeto tus muñecas y te llevo a ese cuarto en penumbra que huele a sabanas limpias... te desnudo con premura... con lascivia.... con lujuria.... y como un animal en celo, te arrojo sobre mi lavadora, me situo entre tus muslos... y tras saborear unos segunods el olor a perra en celo que arroja tu sexo... te penetro salvajemente... estrellando en cada embite mis testiculos contra ti.... hundiendome cada vez mas en ti... hasta el fondo.... y en esos momentos, que anticipan el desenlace animal..... situo el mando de mi vieja lavadora en la "H" y comienza a vibrar encabritadamente... salta... vibra... salta... vibra..... con mi miembro henchido dentro de ti perforando tus entrañas
-
Ahhhhh, como adoro mi vieja lavadora.....

05 febrero 2008

Frio....


La ventisca detuvo el remonte... nieve, hielo, agua, el frio gélido... y los dos, estraños, atrapados en aquel telesilla balanceando por el gélido aire del norte.
En el remonte, cada uno optó por el lado opuesto... separados... Con el paso de los minutos, decenas, unidos por la adversidad, nuestras miradas embadurnadas de hielo compartieron la decision razonable: nos encontramos en el centro para abrazarnos y protegernos algo mas del infiernal frio; Yo la rodeé con mis brazos y hundí mi rostro junto a su cuello, ella se acurrucó entre mi. Profundamente desconocidos y sin embargo... allí estabamos abrazados, buscando el calor del otro... 

El aire congelaba mi cuerpo, pero estrechado aun mas contra ella, comencé a reconocer el olor de su ropa, de su cuerpo, de su pelo,.... me estremecmí aun mñas cuendo ella se deshizo de sus guantes para introducir bajo mi ropa sus heladas manos.... primero tímidamente... despues buscando directamente el contacto directo con mi piel:

- Lo siento, pero me duele el frio... dijo al notar como mi cuerpo se contraia al sentir los témpanos de sus dedos. 
- Yo no. Susurre junto a su cuello

El aire comenzço a aminar... el frio no, pero el remonte comenzó un lento descenso hacia la estación y sin embargo... ambos continuabamos abrazados. A escasos metros del final, aun abrazados, ella continuaba tiritando...
- Estoy empapada...
- Si eso es "literalmente cierto" puedo invitarte a mi apartamento... le respondí con ironía
Ella me devolvio la mirada con cierto asombro...y comenzó a reirse
- Necesito entrar en calor, no puedo montar en mi coche así y conducir hasta Madrid empapada. Te lo agradezco.
Mientras recogia sus tablas y sin decir palabra se situó junto a mi. El apartamento que habia alquilado ese fin de semana estaba a pie de pista; era un pequeño estudio de alta montaña: todo madera, radiadores potentes y una buena ducha con abundante agua caliente. Nada mas abrir la puerta, el calor nos golpeo la cara y de nuestras empapadas ropas comenzo a brotar la humedad:
- Quitate lo que estimes conveniente y lo pondré a secar junto al radiador. Le dije mientras abria en el baño el grifo del agua caliente
Cuando regresé ya se habia despojado del cortavientos, el forro, el pantalon... El pequeño estudio se llenó con la humedad de la ropa y del agua caliente corriendo en el baño.... y de mi respiracion... Solo con la ropa interior y las botas y con la rotundez de sus senos ante mi...:
- Las cuerdas estan empapadas y no soy capaz de quitarme las botas...
De rodillas ante ella... casi desnuda... mis nerviosos dedos pugnaban por deshacer sus nudos.... cuando comenzó a pasar su mano por mi pelo, por mi nuca. Aquellas botas se resistian a ser quitadas.... y con los ojos aun cerrados por el placer de sus caricias, me elevé para buscar sus labios, aun sin atreverme a besarlos. Note como se erizaban sus pezones entre mis labios... y mis dedos, abandonando sus botas, comenzaron a recorrer sus piernas, sus gemelos.. sus rodillas.... sus muslos...
Los minutos pasaron regalandonos caricias hasta que, empujandome con delicadeza, me arrojó al suelo de madera y se sentó de horcajadas sobre mi rostro, situando su tanga empapado junto a mis labios y empezó a tantear en mi pantalon... El aroma de su sexo era intenso... mi lengua lo acariciaba a traves del tejido de su ropa interior, cuando sentí como  sus manos liberaban mi excitacion y sujetando con fuerza mis testiculos, se tragó entera mi erección.

Con sus caderas bailando un alocado ritmo alrededor de mis caricias, logré ladear con mis dedos el pequeño tejido que ocultaba su abultado clitoris, brillante... humedo... que yo acariciaba a ratos pellizcandolo con mis labios y otros rodeandolo con mi lengua...
Yo me derramé abundante en sus rostro segundos antes de notar como ella inundaba mi boca con su esencia.... Ella permaneció sobre mi... jugando con su lengua en mi sexo, mientras yo.. acariciaba con suma delicadeza sus labios, notando presente su excitacion... 3 veces más llegó en mis labios...
- A la ducha.... que esta vez te toca a ti....
Sin darme opcion.... se deshizo de sus botas mientras con la mano me dirigia hacia a ducha... que más parecia una sauna llena de vapor...
- Pedoname.. pero solo tendras agua caliente cuando llegues.
Me introdujo en la ducha y abrio el grifo del agua fria ¡¡¡¡ mientras se arrodillaba para excitar mi sexo...... Se giró y abrio sus nalgas: El agua estaba helada y una especie de desesperacion inundo mi cuerpo. El frio se apoderaba de mi a la misma vez que mi deseo ardia por penetrarla. Cualquier intento de postergar mi accion ser imposible. La penetré con una furia ciega, animal.... clave mi miembro hasta el fondo y cada embestida era mas desenfrenada que la anterior..... Eramos dos animales desbocados por el placer.....