06 junio 2007

Baño Turco...


Con mi natural aprension al calor, una sauna es uno de los ultimos lugares que pengo en mente visitar. A pesar de ello, decidí no abandonar Estambul sin probar el haman del Hotel donde me alojaba. Reservé hora para antes de cenar. En recepcion me indicaron que el haman era una cortesia para los clientes y que si deseaba un baño turco completo solo tendria que abonar el masaje; no lo dude.

A las 7 me encaminé hacia el sotano del hotel y una amable señorita con un pequeño cartel que indicaba su nombre (Jana) me indicó los vestuarios y me ofrecio un pareo y una amplia toalla blanca. Ya en el vestuario y dada mi absoluta bisoñez dudaba entre colocarme el pareo en la cabeza y la toalla en la cintura... y ante la duda salí a preguntar: evidentemente solo necesitaba el pareo... (solo?).

Decidí hacer caso del rotundo "only" y con la toalla en la mano sali del vestuario.

- Only ten minutes please... then look for me.
Me dijo con una amplia sonrisa... pero al mirar hacia el pareo su gesto varió hacia la perplejidad

- I think you must get out your shorts....
Ehh, aquel pareo era una fina tela y encima me pedia que me despojara de mi short??

- Only is only...... Dou you need me to help you??
Encima cachondeito.... tentado estuve de responder que "yes"... pero mas avergonzado que enfadado volvi al vestuario a desnudarme por completo y a taparme someramente con aquel sucinto pareo.

La entrada en la sauna fue apoteósica. La bofetada de calor me hizo cambiar de idea; si 10 minutos me parecieron escasos cuando me lo indicó, ahora me parecian inalcanzables. Traté de sentarme sobre el banco superior y entendí al momento cual era el cometido de la toalla: evitar que mis nalgas se achicharraran. Sentado y protegido comencé a sudar de inmediato... y cuando mi amable turca se asómo por la puerta, accedió al interior:

- You can put this mentol-water over the stove...
Y lo dijo con una sonrisa que mas que amable se habia tornado pícara. Claro: sentado de aquella manera y en alto, todo mi interior colgaba visiblemente bajo aquel pareo. Si estaba rojo de sudor aun pude apreciar como mis mejillas enrojecian aun mas... ella, se quedo unos minutos mas en la sauna, humedeciendo la estufa y mirandome de soslayo

A los diez minutos, con sudor hasta en las pestañasy el pareo empapado... las manos de Jana me invitaron a salir, y sin darme tiempo a pensar nada mas, me despojó de toda ropa y me situó bajo una ducha..... abrio el agua mirandome a los ojos y en el instante de sentir el gelido agua sobre mi piel sus manos comenzaron a recorrer mi cuerpo intentando alivirme de todo el calor acumulado...

El agua libero mi calor, pero sus manos lograron que se acumulara por complero entre ims piernas. A pesar de mi intento de darle la espalda para ocultar mi erección, Jana desde atras, comenzó a masajear delicadamente mis testiculos.... palmeo la dura extension de mi sexo.... y sin darme tiempo a pensar... cogió mi mano y volvio a introducirme en la sauna desnudo, mientras ella dejaba deslizar hasta el suleo su informe, se deshacia de su tanga blanco y entraba tras de mi.


Ahora, al agonico calor de aquel recinto, se unia el humedo calor de mi lascivia... Jana se tumbó sobre la toalla que yo habia dejado en el banco superior y me brindó la oportunidad de conocer su cuerpo que estaba comenzando a sudar...

Besé cada poro de su cuerpo mezcaldo ya con el incipiente sabor salino de su sudor..... nuestros cuerpos brillaban de humedad real, la respiracion agitada por la temperatura externa e interna. Echada sobre mi toalla, en el banco, descendía raudo a su sexo... bebí de él mientras el sofocante calor me hacia agonizar... Ambos encerrados en esa estufa infernal chapada en madera, deshaciendonos en sudor, pugando por una rapido alivio de nuestra lujuria.... Fue ella la que dirigio sus manos hacia mi sexo, asiendolo y dirigiendolo hacia su boca mientras me obligaba a inclinarme sobre sus muslos... su sexo estaba dilatado, abierto... mi lengua trazó una rapida busqueda de su pequeño clitoris, que surgio sonrosado y henchido... tras rodearlo con mis labios y comenzar una alocada excitacion con mi lengua de aquel pequeño boton, Jana, gimiendo y brincado, logro hundir todo mi miembro en su garganta y aun así, continuaba estirando de mis testiculos hacia ella, como intentado que tambien desaparecieran dentro de su garganta.

Necesitaba que su orgasmo fuera rápido para poder salir de aquel recinto ardiente... asi que mis dedos empezaron a recorrer el interior de su sexo y de su ano....entre el sudor y la excitacion de ambos mis dedo indice y corazon desaparecieron en su ano en el mismo instante en que Jana comezo a correrse con un grueso chorro de humedad sobre mi...... y yo inundaba su garganta con varias embeestidas de espeso y candente semen....

En el mismo instante de mi eyaculacion, Jana se incorporó rauda y cogiendome de la mano me hizo salir con ella fuera de la sauna.... sin mediar un segundo abrió todas las duchas de agua fria del recinto anexo.... el placer del orgasmo reciente se acrecento con el alivio del frio agua despojandonos de todo el calor y sudor acumulados.... Jana, de pie, beso mi boca con lujuria mientras despertaba mi sexo, que nunca estuvo del todo dormido.... con el frio de la ducha empapandonos, Jana se giró... entreabrió sus piernas mientras se apoyaba contra la pared y colocaba mi glande a la entrada de su ano......

La verdad.... es que no estan nada mal los baños turcos

8 comentarios:

Alma dijo...

Me acabas de despertar una enorme curiosidad por los baños turcos, Carlitos... siempre me pareció que la humedad tiene un toque de sensualidad diferente... Y este relato es una fantasía erotica en toda regla!!! Siempre complacida de leerte: alma

Moura ao Luar dijo...

Cariño loucura essa... mui buena. Te ha faltado el ar?? A mi me ocorreria con toda certeza

Skin on Skin dijo...

Dou you need me to help you??? Say yesssss! ;)

Beijokas on skin

almare{IM} dijo...

Una historia super excitante... me encantan esos toques "exoticos"

Un besito

Um Momento... dijo...

Linda história , belo espaço
Beijo e fica bem
Até mais ler:)

circe dijo...

Hummm.. calor y frío, humedad... la vergüenza y el descaro... placer

;-) un beso Carlitos

Gema del Icia dijo...

Uhmmmm
Disfruto mucho en la sauna, donde los sentidos se expanden, la piel se perla, todo se humedece... y no puedo acabar sin pasar al final por el agua fría, que tardo un buen rato en notar, de caliente que estoy.
Tu relato me recuerda un poema de Brecht Sauna y Sexo que puedes leer en mi blog.
(A esta sauna invito yo..)

lady s dijo...

que hermoso esto blog. tienes originales besos para mia collecion?

http://baciamisulblog.splinder.com