27 abril 2007

Gotas...


Me dijiste, mejor, me exigiste que me sentara en el butacon de tu suite...
- Desnudo estaras mas comodo - volviste a sugerir sin esperar mi opinion

Desnudo y sobre aquel butacon solo esperaba tus ordenes...tus deseos
- Quiero que te acaricies, que disfrutes.... que te masturbes conmigo.

Blandiste ante mi un pequeño vibrador para tu dedo... y comenzaste a acariciarte. No sabia que hacer, o mas bien, si lo sabia pero me encontraba fuera de escena: tener a escasos centimetros el culmen de todos mis deseos, la boca de mis anhelos, los senos de mis desvelos, el sexo de mi devota ensoñacion, el sabor y la humedad que alienan mi vida, el estrecho ano de mi oscuro deseo .... y tener que alcanzar un solitario alivio no estaba entre las actividades que habia previsto para esa tarde
- Hazlo

Como un automata movido por un estraño resorte cibernetico obedecí su voz. La mire. Mire como, ligeramente recostada de lado sobre la cama... mirandome, estaba excitando sus pezones... mojando antes sus dedos... Imitadola, así con la mano izquierda el nacimiento de mi miembro.. estrechandolo... y comence a acariciarme mientras la miraba de frente. Tome consciencia de la situacion cuando atesoré la enorme ereccion de mi miembro y cómo se humedecia mi glande, permitiendo que con las caricias de mi mano surgiera de entre sus pliegues... Tu te habias recostado entreabrieedo las piernas y permitiendome una vision de tu sexo... abierto someramente por los dedos de tu mano izquierda, rodeabas tu clitoris con el dedo vibrante.... cada nueva vuelta estremecia tus muslos.... un hilo brillante suriga de tu intimidad y el aroma de tu excitacion invadia mi cara incrementando mis caricias....
- Quiero que llegues conmigo... mirandome...

Notaba como la excitacion estaba a punto de desbordar nuestros sentidos.... sus gemidos ahogaban mi sexo y me era casi imposible postergar mi orgasmo, pero sus ojos clavados en los mios ordenaban lo contrario.... sus caderas rebotaban sobre la cama y su humedad empapaba las sabanas... su dedo indice seguia excitando su clitoris mientras con la otra mano acariciaba y extiraba sus labios...
- Ahora

Un borboton de espeso liquido sacudió la estancia en el mismo instante en que ella se abandonaba a un intenso orgasmo... me seguia derramando mientras oia sus gemidos... Me abandoné a la calida sensacion del placer propio cunado me percaté que ella ya no estaba en la cama

A cuatro patas sobre el suelo, desnuda, humeda, oliendo a sexo reciente, como una perra en celo, se aproximo a mi.... y mirandome traviesamente y con la lengua fuera, comenzo a probar las gotas de mi calida esencia derramada en el suelo...
- No pensaras que esto ha acabado...

Verla en esa postura.... con la lascivia asomando por todo su cuerpo fue suficiente para que inmensa ereccion surgiera de entre mis piernas y yo me arrojara al suelo...

24 abril 2007

Masaje (1)

Te habias retrasado y no cogias el telefono. Subí a tu habitación a tocar la puerta y me abriste con el albornoz del hotel sobrepuesto.

- Disculpa, no sabias que eras tu. Me he dormido; me ducho y salgo en 5 minutos, espérame aqui.

- Apenas me diste tiempo a asentir mientras desaparecias en el baño.

La vision de tu ropa dispuesta milimetricamente sobre la cama me hizo ruborizar... Alli estaba la blusa que pensabas lucir esa mañana, el sujetador doblado y dispuesto bajo un sucinto tanga negro...

Alli continuaba admirando tu ropa cuando saliste de la ducha con solo una blanca toalla en la cabeza. Seguí tus distraidos movimientos por la habitación y te sentaste junto a mi, con un bote de leche hidratante... Me miraste picara:

- Me ayudas? nunca me llego a la mitad de los sitios....

Sin esperarme de nuevo, te giraste sobre la colcha y tumbandote encima me brindaste una perfecta vision de tu explendido cuerpo solo cubierto por la toalla de la cabeza.

Mucho mas erecto que agil, me asente a tu lado y reartiendo algo de la untuosa crema en cada mano empecé a hidratarte (a mi ya no me era necesario en algunas partes).

Empece recorriendo tus gemelos... apretando mis dedos masajeaba con fuerza el musculo.. arriba y abajo... notando como se distendia ante mi presion... giré los tobillos... repuse crema para los pies...el talon... cada uno de los dedos...

Para acceder mejor a tu espalda tuve que arrodillarme en la cama. La vision de tus tersas nalgas, recortadas por el moreno de tus muslos... hendidas en el centro... ocultando la flor de tu ano... hizo que mi ereccion fuera insoportable.

Masajee tus nalgas.... dispuse un poco de crema en mi dedo indice para hidratar tu ano... tu piel se erizó inicialmente, justo antes de notar como te distendias a mi paso y de poder apreciar como tu sexo comenzaba a exhalar hacia de mi los aromas de tu mas intima humedad..

Continue hidratando tu ano conmi dedo mientras mi mano izquierda me desprendia de la ropa innecesaria. Ahora de cuquillas sobre ti, comence a recorrer tu columna, desde su nacimiento hasta tu nuca.... Cada vez que alcanzaba tu nuca... una y otra vez, tu expelias un ahogado gemido... en el mismo instante que mi miembro se clavaba entre tus nalgas, mojandolas con su excitacion....


Aun quedaba mucha leche hidratante, pero era hora ya de darte la vuelta o habria mucha mas en juego.

16 abril 2007

Cumpleaños...

Este mes cumplo 40, escribo la entrada numero 69 y se acercan a 10.000 los visitantes de mi blog. Nada de ello debe ser casualidad. Algo parecido pensé cuando mi pareja me brindó su regalo para mi:

Os situo. Viernes noche y tras invitarla a cenar en un coqueto y esquisito restaurante de provincias (algo mas sensual que cenar una centolla, cigalas y unos esquisitos carabineros, regados con un par de Barbadillos bien frios?) A punto de pedir el postre ella se escusó de la mesa diciendome que debia recoger algo y que regresara tranquilamente al hotel sobre las 23:00 horas. Postreé perezosamente, pedí un cafe solo con hielo y limon y tras pagar me encamine a traves de la ciudad hacia el Hotel. Justo cuando saqué la tarjeta del lector de la habitacion percibí un reconocible aroma en ella. Asomandome hacia la suite pude apreciar mi regalo en todo su explendor. Ella yacia desnuda sobre el lecho, atada suavemente de pies y manos... entregada. Lentamente me acomodé desprendiedome de la ropa innecesaria (toda), acompañando mis pasos con lascivos regalos a mi partenaire: suaves mordiscos en sus pezones... humedos besos en su ombligo... deslizando mi nariz en el vello de su entrepierna. Cuando el aroma de la habitacion se impregnó de su exubrante humedad, acudí al aseo para recuperar mi cepillo de dientes (a pilas)... y tras conectarlo, comence a deslizarlo alrededor de sus voluminosos senos... a lo largo de sus brazos... alrededor de su ombligo... peinando su vello publico. Cuando observñe que un hilo brillante de humedad se abria paso entre sus otros labios y los gemidos no me permitian apreciar el reuido mecanico del cepillo, decidí aplicarme en su sexo, combinando mis dos maquinas disponibles: mi cepillo y mi lengua....

Mientras disfrutaba de mi regalo y de su segundo orgasmo... y con las pilas agotadas del limpiador dental... una pregunta recorrio mi mente: si ella estaba atada, inmovilizada... cómo pudo hacerlo sola? Alguien preparó mi regalo para mi antes que yo o será una mera casualidad?...

10 abril 2007

Cambio Climatico



Lo siento, pero no me preocupa en abosluto vuestro apocaplitico cambio climatico.


Con ella, lo he vivido y muero por repetirlo...


Con ella, he vivido temperaturas tropicales....
tórridos sudores compartidos.
tsunamis de humedad desbordante ...
su esencia y la mia invadiendo nuestros cuerpos.
terremotos epilepticos de placer...
inacabables... multiples...


.... y ante la pertinaz sequia; se donde hallar la fuente para mi sed






03 abril 2007

Quién desea ser el primero...


Nunca he deseado ser el primero
....el primero para que?
Si algo puedo desear en esta vida
es ser el último...

El último hombre en amarte
el último hombre al que ames
el último en recorrer el lobulo de tu oreja
el último en besar tu axila
el último en dibujar el vello de tu ingle
el último en besar tu sonrisa
ambas sonrisas...

El último que sienta tus dientes
que sienta tus labios
que sienta tu lengua
que sienta como bebes su esencia...

El último hombre que te beba
que se anegue con tu esencia
el último ser en hundirse
en fundirse
en derramarse...
mil veces en ti, por ti y para ti.

Y aun hay algunos....
muchos...
demasiados...
que buscan ser los primeros...

Tontos