05 febrero 2007

El Cumpleaños de Liu (3)

Despues de "derramarme" aquella salsa y observar como Liu, arrodillada ante mi, limpiaba delicadamente mi abultado tiro, fui incapaz de pensar en ella sin que mi entrepierna campara alegremente por sus fueros... Tenia que "abrir" y mostrar mis sentimientos hacia ella... y conseguir a su vez su reciproca "apertura". El plan no tenia vuelta atras: habia que morir..... o perder la vida.
El dia G estaba a punto de comenzar. Accedi al restaurante algo mas temprano de lo habitual llevando una pequeña caja... Liu me observaba desde el otro lado del local y esperó unos minutos para atenderme. Abrio la puerta tan delicadamente como la cerró tras de si:
- "El señor ya sabe lo que desea tomar?"
Y tanto que lo se: deseo tomarte a ti, deseo besarte, deseo recorrerte, deseo oler tu cuerpo, deseo vislumbrar tus oscuridades mas intimas, apoderarme de ellas con la fuerza de un animal en celo, derramarme sobre, en y para ti..... y deseo....
- "Desearia Pato Pekines y una ensalada de algas y soja"
Liu asintió amablemente con la cabeza y se dispuso a salir..
- "Pero antes, si me lo permite, desearía entregarle un objeto..."
A pesar de que su gesto, sabiamente entrenado desde niña, no mostró ni un gramo de incertidumbre, en sus ojos ásomaron gotas de intriga y espectacion.
- "¿Como dice, señor?"
- " Si. Desde hace meses cuidas de mi y de mis deseos con un celo esquisito. Creo que debo corresponder a tu delicadeza y atención..." Sin esperar más deposité en sus blancas manos una caja de terciopelo rojo.
Durante largos segundos Liu no apartó la vista de la caja, quizas sopesando su proximo paso. Dubitativa dirigió su blanca mano a ella, y muy lentamente la abrió... dentro surgió explendidamente matizado por una base gris un hermoso collar de perlas naturales sin norte, engarzado por un fino hilo de oro blanco...
- "Señor..... yo no puedo...."
Claro que puede. Acababa de mover mi ultima pieza del ajedrez. Su admitía el regalo, un regalo personal y directo, su educacion y cultura la dejaba en deuda conmigo; debia corresponder a mi regalo con una ofrenda de igual valor y significado.... aunque tambien, podia recharzarlo y no tener "penosa" carga. "Alea jacta est" .
Yo, por "mi parte", tenia claro que regalo suyo superaba con creces mi simple detalle.... y creo, que ella tambien.

4 comentarios:

Lokita dijo...

Insuperable Carlitos,
Texto pulcro e impecable narración.
Confieso que éste relato me tiene enganchada e intrigadísima...
Por favor, no tardes...
Por cierto, (jajajaj), me ha encantado lo de las Musas!!!!
Todo un honor estar en esa lista.
Hoy te mereces....22 Besos de los buenos.

maría paz dijo...

ayayayyyyyyyyy Carlitos,no sabes cuanto me haces vibrar con tus palabras,por cierto ando de vacaciones en Cuba,pero una vez regresando de mi viaje "te dejaré conducir"......besos mordelones te envío.....

valeria dijo...

Tengo que leer hacia atrás... y despues, de nuevo hacia delante para conocer el regalo que esperas...
Un saludo.

esclava elena dijo...

me intriga saber que regalo te podria dar, ojala que sea ese que tu tanto deseas, besos
pd: gracias por lo de musa :)