15 junio 2006

Cena de Empresa.

No soy nada propenso a las comidas de empresa porque son siempre deparan alguna sorpresa (mala o buena) y la cena en la que me encontraba es estos momentos, va camino de ser apoteosicamente aburrida.
Una vez finalizados los platos y postres, la luz se atenuó, empezaron las copas y las mesas se fueron desalojando. LLevaba mirandote toda la noche y toda ella tu me devolvias el lance con una sonrisa. Cuando la cucharilla del café se cayo bajo la mesa y me agaché a por ella, pude contemplar tus explendidas piernas. Tu postura denotaba languidez, relajación inhibición... Y, de repente, eché de menos no estar mas cerca de aquellas nacaradas columnas.
Y por qué no..., poco a poco me deslícé anonimamente bajo la mesa. La estridente musica y la tenue luz protegieron mi incursion. Me aproximé a tus piernas y una vez situado junto a ellas... comencé a recorrerlas suevemente con mis manos hasta alcanzar tus muslos... Ni te moviste ni te apartaste y lo traduje como un "adelante". Decidí acercarme aun mas y para posar mi mejilla, en un gesto cuasi infantil, sobre tu pierna, bajo el mantel. Ante mi, en la confluencia cosmica de tus piernas inacabables, estaba un pequeño triangulo color chamapgne. En mi rostro sentía la tersitud y la calidez que desprendia tu piel, y mis dedos empezaron a juguetear sutilmente con la tela de tu tanga... recorriendo su costura... arriba y abajo.... enredandome suavemente con tu vello... sintiendo como se va elevando la temperatura de este peuqeño espacio... y como, de manera disimulada, estas inmovil mientras mantienes una vacua conversacion con la gente que te rodea... y yo... posado en tu pierna, observando tu intimidad, escrutando con mi nariz su timido aroma y en espera del resultado de mis caricias.... ahora, una vez que el ambiente bajo tu falda se inunda de un suave olor a almendras, introduzco un poco más las yemas de mis dedos dirigiendolas hacia tus labios... el reducido ambito en el que muevo mi mano origina un estrecho roce con tu sexo... y ahora que por fin alcanzo a percibir la comisura de tus labios, tus otros labios, asciendo tímidamente... despacio... por ellos hasta localizar el pequeño mirador que lo domina... asomado en su pequeña atalaya, y detecto con mi tacto tu clitoris... henchido.... por el momento solo lo intuyo, lo rodeo con cuidado y asciendo mis dedos en una ruta circular para rodearlo sin tocarlo, si rozarlo... de momento
Tu respiracion se agita y de manera incosciente separas un poco mas tus piernas.... Con mi rostro situado bajo el mantel, percibo dentro de tu falda como aumenta la humedad... el calor... cómo se eriza tu piel y en el ambiente los humores empiezan a almizclarse. Es momento de ocuparse del boton de tu placer: pero antes dirijo mi dedo indice y corazón a la estrecha cavidad que ocultan tus labios... hay que ser muy cuidadoso y con la mayor delicadeza que poseo, los introduzco muy levemente en su interior... inmediatamente percibo tu excitacion en forma de humedad... debo penetrar un poco más y lo hago muy lentamente percibiendo con cada milimetro como aumenta la cálida humedad con que los recibes.... Ya es momento de depositar ambos dedos, plenos de tu humores, sobre tu clitoris... lo noto enhiesto, aun algo escondido.... necesito liberarlo suavemente de su proteccion... y con mis humedos dedos lo pinzo traviesamente entre ellos. Das un pequeño respingo... y cuando comienzo a tililearlo... a circundarlo.... nuevos pequeños respingos acompasan mi juego... Noto como tensionas tus pies elevando los talones.... como tus gemelos endurecen.... como empiezas a estercharte en mi mano.... necesito espacio para poder bailar mis dedos alrededor de tu placer y ladeo tu tanga... observo como la tira se introduce un poco entre tus nalgas y mi travieso dedo gordo se dirige hacia tu ano, no sin antes darse un baño en la creciente humedad de tu sexo...
Debajo de la mesa... apoyado en tu regazo... mis dedos juegan con tu clitoris y con tu ano... Tu "pequeña muerte" está proxima y el baile de tus caderas, acompasanadose con mis caricias me lo anticipan.... es el momento que deseaba: me detengo por completo originando tu perplejidad.
- Como te pares, te mato- me dijiste mientras tu mano sujetaba mi muñeca.
- Que es lo que quieres de mi?- te respondi travieso
- Ahora: correrme en tu mano. El resto es cosa tuya
Inmediatamente comence un alocado baile alrededor de su clitoris, acompasado con la excitacion superficial de su ano..... mientras el resto compartia bailes y copas... ella y yo compartiamos algo más especial.....
Su orgasmo origino un pequeño rio sobre mis dedos, inundando con su aroma todo el interior de la falda y la mesa.... sus piernas se relajaron, sus pies se asentaron y las piernas se abrieron cansadamente.... Saliendo de la mesa, me sente a su lado, y mirandola a los ojos dirigí mis dedos indice y corazon a mi nariz.... disfrute el aroma que los rodeaba y los besé...
- Te toca - le dije. Y tras sentarme en la mesa, ella desapareció con una sonrisa de medio lado.
Quizas al final, vuelvan a gustarme las cenas de empresa

4 comentarios:

essencelp dijo...

I was looking for something else when I found your blog.Anyway I found it very helpful.You may visit my new Perfumes blog if you like.

Marta dijo...

Bueno, es que yo creo que estas cenas de empresa nos gustarian a todos ¿no crees?
Realmente quien no ha tenido una fantasia de estas alguna vez, la cuestion es
¿nos seguiran el juego?

Un beso

naturalskincarewe dijo...

I was looking for something else when I found your blog.Anyway I found it very helpful.You may visit my new Perfume Reviews blog if you like.

Anónimo dijo...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! » »