15 mayo 2006

La Cita (1)

Las instrucciones, recibidas por e-mail, eran precisas: llegar al hotel, recoger la llave de la habitacion 2015 y una vez dentro, tras una ducha, esperar, preferiblemente desnuda, sobre las sábanas de la cama... estaban prohibidos la utilizacion de cualquier tipo de perfume, loción, o crema que alterara el olor natural de su piel... de su olor. A las 19:30 exactamente, el entraria en la habitacion, que a esa hora debía estar a oscuras, se desnudaria y se ducharía con las mismas reglas.... y entonces...

A las 19:27 ella ya estaba sobre las frias sábanas. Solo mantenía el calzado... como si permanecer con los pies tapados aminorara su pudor. Se sentía estraña al no percibir sobre ella su perfume habitual... pero no quería contrariarle. Los minutos que quedaban se le antojaron horas... mientras, su corazon latía con celeridad y las manos se deslizaban compulsivamente por sus muslos... esperando el sonido de la puerta.

A las 19:30 la puerta se abrió... sin decir nada, el empezó a despojarse lentamente de su traje... en la habitacion del hotel, los únicos sonidos provenian de él al despojarse de la ropa y colgarla en el armario... allí estaba tambien colgado su vestido... no pudo evitar acercar su rostro a él y escrutar su detalles, la forma del escote, el tacto de la tela... la fragancia contenida en el interior.... intentado descifrar cómo seria ella. Mientras ella, rodeada de oscuridad y sola.. empezaba a recapacitar sobre la decisión de acudir a aquella "cita a ciegas". Tras la ducha... con la piel aun humeda por el agua caliente se acercó a ella impaciente... sentado al borde de la cama extendió la mano para recoger la suya.... estas nerviosa? por supuesto, respondió... entrelazó su mano instantes antes de depositar un beso entre sus labios...

Ambos amantes, aun indecisos, se besaron largamente sin atreverse a escrutar sus cuerpos desnudos... él la invitó a tumbarse susurrandole en el lobulo de la oreja... ella, mientras accedía, bajó sus manos por la espalda de él, rodeó la cintura, y antes de tenderse en el lecho, cruzó sutilmente con sus dedos sus ingles para percibir el vello de su sexo....

Con los ojos cerrados notaba como él empezó a depositar frágiles besos etereos en sus hombros, en sus antebrazos... se deslizó sigilosamente por sus axilas para acudir a la redondez de sus senos... rodearlos, una y otra vez ascendiendo levemente hacia la cima... hacia sus pezones que ya deseaban el contacto con su boca... con su lengua... con sus delicados dientes... Mientras tanto, ella, sentía en sus piernas la dureza y la humedad del sexo de él y extendiendo la mano asío con delicadeza sus testiculos, apretandolos entre sus dedos....

4 comentarios:

enigma dijo...

me ha gustado... mucho.. ¿habitación 2015?..

Marta dijo...

Porque sera que todos hemos planeado experiencias de este tipo?Es algo que forma parte de nuestra sensualidad de ver lo que somos capaces de hacer y hasta donde podemos llegar, confundiendo realidad y ficcion y haciendo de ambas una experiencia inolvidable.
Historia muy sensual que despierta los sentidos e invita a perderse en esa habitacion cargada de erotismo.
Deseo o amor? cuando hay amor todo vale
Gracias por tu visita

inma dijo...

Preciosa foto..y sutiles tus palabras..Me gustan también los previos y fantasear cómo será lo que viene a continuación..

Besosss

Anónimo dijo...

Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. » »