03 enero 2006

Manara: "El Arte del Azote"

(...)
Solo tenía un deseo: volver a casa de Gina y darle más azotes, que estaba seguro que le causarían tanto placer como a mí. Pero el placer aumentaba todavía más con la espera. Me prohibí a mí mismo volver allí. Vagué por las calles toda la noche, y acabé entrando en una librería que no cerraba hasta tarde. Allí descubrí un fino volumen que al fin echó algo de luz sobre mi recién descubierta afición: “El elogio del azote”, de Jacques Serguine.” El mismo libretero tenía una buena provisión de libros dedicados a la “educación inglesa”. Cogí unos cuantos, pero las historias de colegialas castigadas con una fusta eran demasiado monótonas para mí.
En mi mente el azote no debía ser un castigo. Nunca debería adoptar esa forma, ni siquiera la de un juego. El azote debería ser practicado únicamente por el placer de los dos participantes. Cualquier racionalización le privaría de todo su secreto.”
(...)

4 comentarios:

LoverBit dijo...

Muchas gracias por corresponder mi enlace a tu blog. Y me parece fabulosa la imagen con que ilustras este post. En general creo que combinas muy bien imágenes y texto.

soberbianaif dijo...

mmmmm...¿què puedo decir?...creo qe lo más sincero es que me he excitado, me he excitado mucho, tanto que en un momento debí parar de leer, para ponerme más cómoda...me gustó mucho...quiero seguir leyendo...

así es que volverè por más....

besos

soberbia

Anónimo dijo...

Excellent, love it! » »

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel